1

“Y ahí está viendo pasar el tiempo”… Madrid (parte 1)

 Sus expresiones artísticas, su maravillosa gastronomía y exquisitos vinos, hacen de Madrid la ciudad cosmopolita en la que todos los sentidos se deleitan.

La capital de España, Madrid, es nuestro destino. Es el centro de la península ibérica y en ella podrás recorrer sus calles para viajar en el tiempo gracias a las magníficas construcciones que se edificaron en la época en que la dinastía Habsburgo reinaba el país. El trazo de su ciudad se inició precisamente con la llegada a esta zona de la corte encabezada por el rey Felipe II y su posterior modernización; vendría de la mano de una nueva dinastía monárquica, los Borbones, dinastía a la que pertenece el actual rey español D. Juan Carlos I de Borbón.

La gran cultura de España es inmensa y Madrid alberga gran parte de las edificaciones, que son testigos de la evolución político y social de esta gran ciudad. Para muestra podemos hacer referencia a aquella canción que interpretaban Víctor Manuel y Ana Belén, “La puerta de Alcalá”. El tema evoca los diversos sucesos sociales que han pasado por este monumento, desde la llegada de Carlos III al poder, las guerras civiles y pactos de paz, la revolución social de los años sesenta, hasta la emancipación de una sexualidad distinta a los cánones establecidos.

Esta canción nos deja claro que Madrid, punto neurálgico de España, alberga una gran cantidad de actividades por realizar: visitar museos, teatros, monumentos, o bien disfrutar sus calles, restaurantes, cafés, parques y un largo etcétera.

Junto con toda esta lista de actividades, el complemento ideal es la rica y variada gastronomía madrileña que no es nada fácil de definir, ya que incluyó en su cocina ingredientes y preparaciones provenientes de otras provincias e influencias de otros países.

madrid-cibeles-OK

Imperdibles de Madrid

Los sitios obligados a visitar son: la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, la Gran Vía, el Retiro, la Puerta de Alcalá, la Plaza de Cibeles, el Palacio Real, la catedral de Almudena, el templo de Debod, el Círculo de Bellas Artes y el mercado El Rastro. Cada uno de estos puntos ofrecerá al viajero experiencias únicas.

La Puerta del Sol es una de las plazas más famosas de la ciudad. Su construcción realizó en varias etapas: comenzó con la construcción de la Casa de Correos a mediados del siglo XVIII, y un siglo más tarde, entre 1857 y 1862, tomó su forma definitiva. En esta gran plaza se encuentran algunos puntos que son símbolo de la ciudad, como la estatua del Oso y el Madroño, el reloj de la Casa de Correos, cuyas campanas repican al unísono, sobre todo en fin de año, y por último, el punto conocido como Kilómetro Cero, donde comienzan las carreteras radiales españolas.

Muy cerca de la Puerta del Sol se ubica la Plaza Mayor, que mide 129 m de largo por 94 m de ancho. A lo largo de su historia ha sido nombrada de diferentes maneras: Plaza de la Constitución, Plaza Real y Plaza de la República. Este sitio resguarda la estatua de Felipe III creada en 1616 y que llegó a España como regalo del duque de Florencia; también está la Casa de la Panadería, el edificio que se erigió como el principal centro de elaboración de pan para la ciudad, y por último el Arco de Cuchilleros, una de las puertas más importantes para acceder a la Plaza Mayor.

Como en toda ciudad, existe una famosa calle para ir de compras, ir a comer un buen restaurante o encontrar locales de cierta singularidad, como galerías o algunos cines. Se trata de la Gran Vía, cuyas obras iniciaron en 1910 y culminaron en 1929.

Dentro de la gran metrópoli que es Madrid, existe uno de los parques más encantadores: el Retiro, inaugurado en 1868; en él podrás dar un paseo en lancha en su gran lago donde se ubica el monumento de Alfonso XII. También se encuentra el Palacio de Cristal, que ofrece exposiciones temporales de diversas corrientes artísticas, y para terminar, la recomendación es caminar por el Paseo de las Estatuas, donde conocerás a los monarcas de España.

Toca el turno a la Puerta de Alcalá, que se inauguró en 1778 de la mano de Francisco Sabatini, arquitecto italiano que trabajó la mayor parte de su vida en España. Su nombre se debe a que está situada en la calle que conduce a Alcalá de Henares. Funcionó como puerta porque fue una de las entradas para llegar a la villa de Madrid. En la actualidad la Puerta de Alcalá es una plaza y si cruzas por ella del lado noroeste llegarás al parque del Retiro.

Uno de los puntos más representativos de la ciudad es la Plaza de Cibeles, que se ubica en el cruce entre el paseo del Prado y la calle Alcalá. La fuente representa a la diosa Cibeles sobre un carro tirado por leones. En su punto actual está rodeada de edificios de gran belleza arquitectónica como el Palacio de Comunicaciones, el Palacio de Buenavista y el Banco de España.

El Palacio Real actualmente funciona para llevar acabo ceremonias oficiales y, por supuesto, es el marco ideal para brindar recepciones a visitantes distinguidos. Este gran palacio se inauguró en 1755 y cuenta con dos grandes jardines, uno de ellos data de la Edad Media y el otro se construyó en el siglo XX. El Campo del Moro que blinda la construcción, puede ser visitado durante el día.

Una visita obligada es la catedral de Almudena, un símbolo de la Iglesia católica cuya arquitectura deleitará tu vista. En 1993 se convirtió en la primera catedral consagrada fuera de Roma. El interior de este sacro edificio difiere al de la mayoría, cuenta con grandes vidrios, arcos y colores que ofrecen una perspectiva única de la construcción.

Un atractivo de matiz arqueológico es el templo de Debod, que se ubica al oeste de la Plaza de España; originario de Egipto y con 2200 años de antigüedad, las piezas que lo conforman fueron un regalo del gobierno egipcio a España como agradecimiento por la colaboración del país ibérico en salvar las ruinas de Nubia. Este templo está rodeado por extensos jardines, su entrada es gratuita y puedes visitarlo durante todo el año.

En el ámbito cultural, no puedes dejar de visitar el Círculo de Bellas Artes, uno de los centros culturales privados más importantes de Europa. Cuenta con más de 1200 obras que incluyen pinturas, esculturas, grabados y elementos mobiliarios, además de una colección de más de tres mil libros y documentos históricos. Su objetivo es difundir, a través de muestras, conferencias y talleres, las diferentes expresiones artísticas de España y Europa. El círculo se ubica en entre las calles Alcalá y Gran Vía. Además, el edificio fue declarado monumento artístico en 1981.

Y para adentrarte en el bullicio del comercio y conocer un tianguis madrileño, te recomiendo visitar el Mercado del Rastro, que tiene lugar cada domingo en el centro de Madrid, en el barrio de la Latina. Puedes encontrar curiosidades, antigüedades, pinturas y más.

Leer la parte 2… AQUÍ

Calificación de los lectores
.