Te gusta

Armonía con Matusalem: maridaje perfecto

Salón Ríos

Río Lerma 218, Cuauhtémoc

Contacto: 5207.5272

Instagram: @salon_rios

Desde 1872, los pioneros del sistema solera han trabajado bajo el firme propósito de crear el mejor ron posible, y luego de más de un siglo de historia han logrado posicionar este líquido sin precedentes: Ron Matusalem.

Sus creadores, Benjamín y Eduardo Camp, junto con su socio Evaristo Álvarez, sabían que el punto esencial del ron se encuentra en el proceso de envejecimiento, por lo que inspiraron su nombre en Matusalén, el patriarca del Antiguo Testamento que se dice vivió 969 años.

Durante los años 30 y 50, Cuba vivió la “era dorada”, en la que los turistas disfrutaban el calor de la isla y su inigualable vida nocturna. En esas décadas, Matusalem fue el ron más popular de Cuba, extendiendo el prestigio de esta bebida a todo el mundo.

Visitamos Salón Ríos para crear un maridaje suculento con dos de las etiquetas más representativas de Ron Matusalem. En esta elegante cantina de cocina fina, las preparaciones han sido diseñadas para acompañar con armonía cada trago, creando una experiencia que no podrás resistir.

Matusalem Gran Reserva 18 + tiradito de res

Delicadas láminas de res acompañadas de pepino, aguacate y un toque de ajonjolí.

Se trata de un ron de sabor dulce con matices secos que resulta ideal para acompañar botanas ligeras y de buena acidez. Disfrútalo con un poco de hielo o un top de refresco de cola.

Notas de cata: chocolate, caramelo, madera, nuez y avellana con recuerdos de ciruela madura, cuero y vainilla. Sabor es dulce con matices secos.

Matusalem Gran Reserva 23 + chamorríos

Chamorro con mole manchamantel, arroz y frijol.

Un ron elegante, complejo y muy sofisticado, que se enlaza de maravilla con platos de sabores profundos y bien estructurados. Bébelo en las rocas o con ralladura de chocolate amargo.

Notas de cata: toques de frutos secos, azúcar caramelizada y maderas finas con chocolate blanco y almendras. En boca es complejo, pasa de sensaciones frescas a frutos secos.

Ron Matusalem fue fundado en Santiago de Cuba en 1872. Pronto las golondrinas tomaron como hogar la bodega donde se almacenaban las barricas que envejecían el ron, y los viejos almacenes se llenaron de estas pequeñas aves que entraban y salían con naturalidad. Inspirados en su belleza y elegancia, los fundadores pensaron que el vuelo libre de las golondrinas simbolizaba a la perfección la esencia de Matusalem, y decidieron adoptarlo como símbolo de la casa.

Calificación de los lectores
.