Te gusta

Bodegas Valduero

Una de las primeras bodegas que se fundaron en la D. O. Ribera del Duero fue Valduero, creada por Gregorio García Álvarez en 1984. Se encuentra en el pequeño pueblo burgalés Gumiel de Mercado, situado a 16 km al noroeste de Aranda de Duero, en el corazón de la Ribera del Duero. En sus orígenes esta zona era poco conocida a pesar de contar con condiciones ideales para producir vinos de calidad.

Actualmente, las dos hijas de don Gregorio dirigen la bodega y han incrementado el volumen de su producción, llevando el proyecto sobre tres sólidos pilares: un viñedo propio de baja producción (200 hectáreas), la construcción de una práctica y estética bodega con arquitectura de campo, y finalmente el mercado, haciendo especial hincapié en la exportación.

La bodega se construyó excavando tres túneles bajo una montaña, dedicados respectivamente a la elaboración en depósitos de acero inoxidable, al almacenaje de barricas y a botellero.

Para el diseño de la bodega actual se basaron en la propia experiencia de elaboración de vino y combinaron las necesidades prácticas con una estética basada en la arquitectura de la zona. Con esta simple combinación se crearon los edificios que constituyen la bodega. Actualmente Valduero cuenta con más de 4.000 barricas de roble y un millón de botellas que descansan en bodega hasta que alcanzan el punto óptimo de evolución.

 

Las viñas y el suelo

Yolanda García Viadero, ingeniera agrónoma, se encuentra al frente de la viticultura en Valduero. Para ella la Tinto Fino es excepcional y única en España, cuenta un terroir exclusivo que aporta una estructura y acidez total a los vinos, situándolos en los más altos niveles de calidad del mundo.

Aquí se envejecen y mantienen los vinos en bodega hasta que alcanzan redondez y una gran armonía siempre basada en la potencia. Por este motivo se han concentrado en la elaboración de vinos de Crianza, Reserva y Gran Reserva.

Yolanda está convencida de que una gran uva necesita tiempo y cuidado para desarrollarse y dar lo mejor de sí. Considera absolutamente necesario el tiempo de una crianza tanto en barrica como en botella y cuida aquellos pequeños detalles que respeten lo que viene de tan singulares viñas.

La experiencia de los años, les ha llevado a catalogar la uva de Tinto Fino como la variedad mejor adaptada para vinos nobles y de alto perfil en Ribera del Duero. Esta es la razón por la cual todos los vinos de Valduero son monovarietales.

Dadas las condiciones climáticas especiales, la localización de las viñas, la variedad de uva y los requisitos de calidad, decidieron preservar la tradicional conducción en vaso, para limitar la producción de forma natural, como se mencionará más adelante. En la actualidad, Bodegas Valduero es una de las mayores plantaciones “en vaso” de España.

Los retos del clima. Debido a la altitud de la zona, 840 metros sobre el nivel del mar, el clima se muestra continental, con crudos inviernos y frecuentes heladas. Aunque el verano es caluroso, las noches son frías, dando lugar a drásticos cambios de temperatura que influyen en la calidad de la uva.

El viñedo se cuida sin regadío, ya que la viña soporta esta climatología extrema de la región (con temperaturas máximas de 40 ºC en verano y mínimas de -17 ºC en invierno), así como la diferencia de temperatura en un mismo día, siendo factores muy importantes para la calidad de la uva. Por su parte, el suelo es extremadamente pobre, muy seco y de carácter principalmente arcilloso-calcáreo, con algunos puntos arenosos. El paisaje cuenta con especies arbóreas como pinos, robles y encinas.

Estas condiciones climáticas son idóneas para la elaboración de vinos de larga vida y gran potencia, ya que las uvas de Tinto Fino maduran mediante un proceso muy lento y mantienen un excepcional equilibrio de grado y acidez durante el ciclo. Sus producciones por hectárea, como se dijo, son limitadas: no exceden los 4000 kg/ha, lo que permite que la calidad aumente de manera exponencial.

5151d92700b96

La profunda cueva

En sus inicios, Valduero estuvo más de cinco años utilizando las antiguas instalaciones en el pueblo de Gumiel de Mercado, junto con estas instalaciones adquirieron en el mismo pueblo un viejo lagar derruido el cual restauraron y pusieron en funcionamiento una cueva a 19 m de profundidad que data del siglo XVII.

Esta bodega les permitía almacenar tan sólo 500 barricas, por lo que decidieron ampliarla y llegaron a tener casi 1 km de túneles excavados a más de 30 m de profundidad, donde albergaban más de 1000 barricas destinadas a la crianza de sus Reservas y Grandes Reservas. Hoy en día desean preservar dicha cueva para conmemorar la forma de hacer vino en los antiguos lagares.

Aquí se alinean barricas en las mejores condiciones de temperatura (14 ºC) y de humedad (75 %). En el año 2006 comenzaron con la excavación en la tierra para obtener otra cueva de características similares con capacidad para 500 barricas. Con  la antigua cueva descubrieron que la crianza bajo tierra hace que el vino tenga un contacto con el aroma al terruño que las paredes rezuman. Las características de humedad son mayores y la crianza es más lenta.

52-bodega

Las galerías

Se trata de 4000 m2 dedicados a la elaboración de vino en depósitos de acero inoxidable, a la crianza en barricas y a botellero. Las galerías están hechas de paredes de hormigón de 40 cm de espesor con forma abovedada y bajo 5 m de tierra para poder mantener la temperatura más adecuada para la crianza del vino (14 ºC durante todo el año).

La primera galería cuenta con depósitos de 10, 20 y 40.000 litros. En total, alrededor de 1.500.000 litros de capacidad. Esto permite la elaboración separada de cada viñedo e incluso de las zonas de cada uno de ellos. En la última galería los vinos de Bodegas Valduero ganan armonía en la botella gracias al uso de corcho natural. La estancia de todas las botellas en esta última galería varía desde los 12 de un Crianza, hasta los 48 de un Gran Reserva.

valduero-vinos2-1024x683

  1. D.O. La Rioja

Valduero también cuenta con viñedos en La Rioja. La familia García Viadero empezó en aquí su vocación bodeguera en 1980. Don Gregorio García elaboró su primer Rincón de Navas con el exquisito fruto de los más viejos viñedos de Rioja. En la actualidad la Bodega Valgrande está situada en el corazón de la Rioja Alta, en San Vicente de la Sonsierra, donde una limitada selección de Rincón de Navas Crianza y Rincón de Navas Reserva se crían con las más cuidadas maderas dando como fruto un exclusivo Rioja de elaboración artesanal que consigue que la uva Tempranillo alcance su máxima expresión.

La Rioja Alta es la región más occidental de la comunidad autónoma de La Rioja, la comprenden los municipios situados junto a los cauces de los ríos Tirón, Oja y Najerilla, es decir, las comarcas de Haro, Santo Domingo de la Calzada, Ezcaray, Nájera y Anguiano.

En conjunto, la Rioja Alta y la Rioja Alavesa poseen un clima con influencias mediterráneas y atlánticas, mientras que en la Rioja Baja predomina el clima mediterráneo, más cálido y seco. Estas diferencias se aprecian fácilmente en el paisaje y la vegetación, aunque dentro de cada zona se dan diversos microclimas en función de factores como la orientación solar o la mayor o menor exposición a los vientos.

El vino de Rioja es un producto de condiciones de clima muy precisas y por lo tanto, para el cosechero riojano es constante el riesgo de una cosecha deficiente. El vino de Rioja es en todos los años de buena calidad, sin embargo, tan sólo algunas añadas el clima permite una extraordinaria o excelente calidad apropiada para constituir vino Reserva o vinos de condiciones para un envejecimiento durante muchos años.

Por tanto, Rincón de Navas Crianza y Rincón de Navas Reserva son fruto de un extremo cuidado en los viñedos de Bodegas Valduero en La Rioja.

Calificación de los lectores
.