1

Dubái, un lujo que debes vivir

El lujo es un rasgo que caracteriza todo el ambiente de este Emirato. Aquí se encuentra uno de los dos hoteles con 7 estrellas, el edificio más alto del mundo, y varias islas artificiales que desafían a la naturaleza. Arquitectura, shooping, desierto y opciones gastronómicas, son sólo una parte de su excéntrica oferta.

“La primera impresión que tuve al llegar a Dubái fue de contemplar una ciudad ordenada y segura. El centro del nuevo Dubái es impresionante y ostentoso, lo puedes constatar simplemente observado el Burj Khalifa, la Palma y las fuentes danzantes”, comenta Juan Manuel González, turista mexicano en Dubái.

3

En efecto, visitar esta ciudad en medio del desierto es impresionante. Se trata de uno de los sitios en el mundo que ha vivido una enorme transformación en muy poco tiempo. De ser una región con pocos habitantes y con una infraestructura social tan desértica como su entorno, Dubái es ahora uno de los centros de negocios y entretenimiento más emblemáticos de los Emiratos Árabes Unidos.

La imaginación del hombre se plasma en el diseño de esta ciudad, que recoge sus tradiciones para fusionarse con estilos y las formas más contemporáneas, que son parte de la tendencia actual. La rica cultura de Dubái se compone de elementos históricos que van desde la vida beduina, pasando por su artesanía tradicional, hasta los enclaves antiguos y hallazgos arqueológicos.

Al igual que muchas partes del golfo Pérsico, Dubái presenta un clima muy caluroso, con temperaturas muy por encima de los 40 °C en verano; está rodeada por el desierto de Arabia al sur y este, y bloqueado por el golfo al oeste y norte. Las montañas occidentales de Hajar marcan de manera natural su frontera con Omán; su único arroyo, el Dubai Creek, ha sido profundizado artificialmente para permitir viajes en barco.

1

Dubái se extiende desde la zona que rodea a la ría natural y se convirtió en un puerto de la ruta comercial entre Mesopotamia y el valle del Indo. Se han encontrado cientos de objetos antiguos en enclaves de todo el Emirato y están expuestos en la zona de arqueología del Museo de Dubái.

Sin embargo, las raíces de la Dubái moderna se remontan a la década de 1830. El Emirato, poblado por la dinastía Al Maktoum, una rama de la tribu bani yas, pasó de ser una pequeña localidad pesquera de la península de Shindagha, a la metrópoli moderna que es en la actualidad. Pero los emiratíes tienen fuertes vínculos con la historia rica y colorida de la ciudad, que está siendo preservada, pero al mismo tiempo es impulsada a hacer eco a nivel mundial.

Lo imaginable hecho realidad: tierra de excentricidades

Sin duda, el crecimiento de esta región se evidencia en la gran infraestructura de edificaciones, hoteles, centros comerciales, restaurantes, teatros y rascacielos, que albergan oficinas de corporaciones y mucho más. Este es evidentemente uno de los principales atractivos de la ciudad que acoge el edificio más alto del mundo, cuya altura es de 832 m: la torre Burj Khalifa.

The Burj Khalifa, the world's tallest tower at a height of 828 metres (2,717 feet), stands in Dubai March 5, 2012. REUTERS/Mohammed Salem (UNITED ARAB EMIRATES - Tags: SOCIETY CITYSPACE) - RTR2YV3I

El lujo en Dubái es un rasgo que caracteriza todo el ambiente… Para darnos una idea, la ciudad cuenta con uno de los dos hoteles en el mundo con clasificación de siete estrellas; se trata del Burj al Arab Hotel, edificio que se construyó sobre una pequeña isla artificial; tiene forma de vela y una altura de 320 m. Todas las habitaciones son dúplex de lujo, y si tienes reservaciones en este hotel podrás disfrutar de los recorridos en un auto de ensueño: un Rolls Royce Phantom color blanco; y si el tráfico te llega a desesperar, tienes la opción de que tus traslados sean en helicóptero.

El oasis que representa Dubái en medio del desierto cobra mayor fuerza al llegar a esta tierra para dejarse cautivar por el asombro y poderío del hombre, y es que en esta región hace poco más de 10 años construyeron su primera isla artificial en forma de palmera de dátil, fruto que se da en estas áridas regiones. En este mismo tenor, se edificó sobre el mar un archipiélago artificial que asemeja a un mapamundi: precisamente se le conoce como The World y consta de 300 islas donde se aprecian los continentes, los diferentes países y algunas de las principales ciudades del mundo. Esta gran construcción se ubica a 4 km de la costa, y desde el aire o los rascacielos es posible observar dicho archipiélago ovalado de 9 km de largo por 6 km de ancho.

4

De los zocos a los grandes centros comerciales

Una de las actividades por las que Dubái representa es un gran atractivo para miles son las compras, y es que es un placer sumergirse en los zocos, que son los tradicionales mercados en los que es posible encontrar telas y vestimentas característicos de aquellas culturas. Y para los amantes de las joyas, el zoco del oro es sin duda la gran opción. Estos tradicionales mercados conglomeran cientos de tiendas que venden artículos de oro que va de tonalidades desde el blanco hasta el rosa; este precioso metal está regulado en Dubái, por lo tanto, tendrás la certeza de que el artículo que adquiriste es genuino. Un plus que impulsa a comprar oro en esta región es el hecho de estar libre de impuestos.

Otra gran experiencia en las compras es visitar los centros comerciales, donde el lujo se desborda y la oferta incluye mercancía de estilo árabe en el Mall of the Emirates. Una experiencia multicultural ofrece el Mall Batutta, en el que recorrerás China, Egipto o Túnez a través de sus tiendas especializadas que ofrecen al visitante sinfín de artículos tradicionales.

Más opciones para saciar el gusto por la ropa, las esencias y demás accesorios de Occidente son los centros Deira City, el centro comercial Wafi o el Dubai Mall Outlet. 

Sol, arena y mar

Una de las playas públicas más famosas de Dubái es Sunset Beach; es aquí donde la mayoría de turistas y lugareños capturan las mejores fotos del emblemático hotel Burj Al Arab, cuya edificación tiene forma de vela; esta playa es un punto de encuentro para los surfistas de la ciudad.

Si hablamos de comodidad, descanso y entretenimiento en la playa, Dubái ofrece a los turistas el complejo JBR Beach, que cuenta con todas estas facilidades. Para aquellos que gusten de practicar actividades deportivas, la playa Kite Beach es la mejor opción, pues presenta condiciones para surfear, jugar volibol, fútbol de playa, paddle surf, kayak, o hasta para deslizarse por toboganes inflables dentro del mar.2

El placer en boca de todos

Aquí no falta un sitio donde puedas disfrutar de la comida tradicinal de la región que se fusiona con nuevas tendencias culinarias, además podrás degustar comida francesa, griega, rusa, china, india o coreana, entre otras, y sobra decir que los principales hoteles de la ciudad cuentan con destacados restaurantes.

Por ejemplo, está el hotel Bur Al Arab, que en su primer piso se localiza el restaurante Sahn Eddar. Es un espacio con una decoración impactante de sutiles toques posmodernos con la innegable influencia árabe.

Si de la vista nace el amor, seguramente el restaurante At.mosphere, ubicado en el piso 122 del hotel Burj Khalifa, te seducirá. Su menú gourmet se hace acompañar por selección de los mejores tés del mundo. Y así podríamos seguir con la lista de lugares, porque Dubái ofrece al comensal más de seis mil restaurantes, desde comidas típicas, fusión de tradiciones y tendencias, o también comida internacional.

En esta ciudad, que acoge a más de 200 nacionalidades, nadie se quedará sin probar sabores exóticos o familiares. El impresionante despliegue de comida y bebida de Dubái abarca todos los sabores imaginables.

Sahara-09
Un paseo por las dunas

Ésta es, sin duda, una recomendación infalible y que no debes perderte. Los safaris por el desierto son una gran oportunidad para adentrate al mundo árabe. Generalmente el recorrido se realiza en autos de tracción, incluye un camping y una cena, además de poder vestir atuendos típicos y montar camellos para pequeños recorridos. Los safaris inician por la tarde para concluir bajo el cielo estrellado disfrutando además de un espectáculo de bailes y danzas típicos de los Emiratos Árabes.

Dubái hoy por hoy es uno de los sitios que en poco tiempo se convertirá en el centro de entretenimiento por excelencia en todo el mundo. Las raíces árabes se proyectan internacionalmente para ofrecer a los turistas la oportunidad de vivir tradición y modernidad.

El lujo y la extrema comodidad para viajes de placer y negocios serán siempre el sello que caracterizará tu estancia. Te recomendamos organizar perfectamente tu viaje a través de agencias para que te apoyes en ellas y sepas bien qué elegir de acuerdo con tus posibilidades, sin embargo, el mero hecho de visitar esta ciudad es un lujo que bien vale la pena darte alguna vez en la vida.



Con información de Juan Manuel González

Calificación de los lectores
.