1

El origen de la Guía Michelin

Seguro has escuchado o leído sobre la selectiva lista de restaurantes de la Guía Michelin que se han hecho merecedores del honor de recibir como mínimo una estrella Michelin. A continuación te contaremos un poco de su origen.

En 1900 era común en aquellas magníficas calles adoquinadas de París, observar a personas que, con avidez, leían una pequeña gaceta que contenía desde información de mecánicos, hasta planos de ciudades y una lista de curiosidades, la cual era repartida de forma gratuita en la compra de neumáticos para auto.

En aquel tiempo ya circulaban unos 2400 coches en Francia, por lo que la circulación gratuita del pequeño libreto, creado por el joven francés André Michelin, en los talleres mecánicos, le dio un gran auge e impulso, tanto que pronto alcanzó popularidad y para 1920, no sólo era vendido, sino que se incluyó tanto una crítica como la recomendación de restaurantes.

Michelin_Historia

Cómo comenzó la calificación de restaurantes de la Guía Michelin

Fue hasta el año 1926 que se empezó a hacer uso de la primera estrella para calificar los mejores restaurantes, y para 1931 surgió el concepto de calificar a los restaurantes con una estrella para los destacados y recomendables de una misma categoría, mientras que dos estrellas eran para restaurantes de excelente cocina, y tres estrellas para gastronomía excepcional, aquéllos por los que incluso valiera la pena viajar desde el extranjero para degustar sus platillos.

Gastroeconomy_Michelin2

Para que un restaurante fuera calificado de esta forma, es decir, con tres estrellas, tenía que hacer de lo extraordinario algo cotidiano, un criterio que sigue vigente hasta hoy en día. El primer restaurante en la historia en obtener tres estrellas Michelin fue el español Zalacaín, de Madrid.

Más tarde, en el año 1994, surgió una guía alternativa dentro de Michelin llamada Bib Gourmand, dedicada a dar a conocer los mejores restaurantes de precios accesibles, buscando contradecir el creciente rumor y acusaciones de elitismo por parte de Michelin.

El secreto del método de la Guía Michelin

Así pues, la Guía Michelin es, sin duda alguna, famosa por ser acertada y objetiva, elementos que son difíciles de conservar, y es por esto que desde hace años ha mantenido un método específico para lograr imparcialidad.

La metodología a seguir desde hace más de un siglo de experiencia consiste en visitas anónimas de algún inspector clave (crítico culinario) que acude a conocer el restaurante, solo o acompañado, donde pagará y comerá como cualquier comensal, pero calificará todos los aspectos del restaurante, no sólo los relacionados con la comida, sino  aquellos referentes al lugar, al servicio y a la presentación de los platillos.

guia-michelin-restaurantes

Posterior a esa primera visita, es vital que el inspector se identifique y haga contacto con el personal del restaurante para poder conseguir información adicional que de otra forma no conseguiría; incluso hay tantos inspectores veteranos, que es inevitable el ser reconocidos en algún momento por los chefs de los restaurantes más experimentados y que cuentan con una larga trayectoria; es por ello que la Guía Michelin se ve obligada a una constante contratación y rotación de críticos gastronómicos, con gran formación y práctica.

En la actualidad la guía posee a su disposición un gran elenco de inspectores en cada zona del planeta, cada uno con la misión de desayunar, comer y cenar en cierto restaurante para así poder elaborar un informe completo, que en conjunto y con los informes de todos o de varios inspectores, será posible llegar a un consenso. Mientras a más estrellas esté nominado un restaurante, más visitas tendrá antes de ser galardonado. Así, cada año se seleccionan los restaurantes de una, dos y tres estrellas Michelin de cada país o región.

 

http://gustoselecto.es/blog/2012/01/08/la-guia-michelin-historia-y-criterios-de-evaluacion/

 

Calificación de los lectores
.