Te gusta

Entrevista a Kim Ossenblok

Paulina Monarrez Córdoba

Nacido en Bélgica y radicado en Barcelona, se inició en el mundo del café hace poco más de una década, en el 2002. El responsable es un amigo suyo que abrió una cafetería en Amberes, en donde empezó su aventura como barista.

Un rico café escuchando al barista

Se considera una persona dedicada a formar otras personas y acompañarlas en su trasformación para ser mejor personas. Vemos entonces que Kim Ossomblock es una persona noble y que lo que busca es transmitir lo que sabe para que los demás baristas den siempre lo mejor de sí. Brevemente nos explicó lo que es un barista: nos dijo que es un cocinero y sommelier del café con un peso muy fuerte, pues tiene que escoger y comprar las mejores variedades de café para transformarlo en la mejor bebida que pueda ofrecer con los insumos que se adquieran o tengan a la mano. Lo más difícil de ser un barista, es educar a las personas para que tomen un mejor café.

Por otra parte, la primera experiencia que tuvo fue muy mala, ya que probó un café muy malo, quemado, viejo, que llevaba ya mucho tiempo molido. Y la segunda experiencia fue con su amigo en Amberes, en la cafetería que instaló y en la que lo invitó a ser el barista del lugar; ahí fue donde descubrió la cantidad de buenos sabores y aromas que tiene el café.

Viajes, aprendizaje y experiencias nuevas

Después de probar, estudiar y viajar a diferentes lugares, aún así Kim dice que no se considera un buen catador, porque piensa que para que eso suceda se necesita una vida entera para aprender a describir todo lo que sientes y haces en una taza de café, pero él cree que para empezar a ser un buen catador, necesitas comer y probar una gran variedad de sabores sin tener miedo a experimentar cosas nuevas. Sólo así es seguro que uno se convierta en un gran catador.

Sin embargo, el hecho de que no se considere a sí mismo un gran catador, no significa que no haya adquirido gran experiencia en todos los viajes que ha realizado. Al contrario: se ha enriquecido de la experiencia que tienen muchas personas sobre el café; por ejemplo, el escuchar las historias, sobre todo de los productores, le han aportado mucho conocimiento sobre los orígenes del café, de las tierras, para aprender a respetar cada vez más a este gran producto.

Por otra parte, hablamos de la cultura del café en México, sobre lo cual nos dijo que está en su momento más excitante, con más potencial, el cual se debe aprovechar con mayor cultura para así ser mejores baristas y ayudar a este negocio del café, que al final es un gran oficio en el que se puede llegar a tener gran entusiasmo. Para Kim, los baristas mexicanos son personas muy especiales, con mucha pasión y hambre de conocimiento, por eso él ve mucho potencial para que nuestro país sea uno de los mejores países productores de café.

“Buen Barista, Buen Café”

Sobre la parte del maridaje, nos dijo que en su experiencia los cafés a base de expreso van muy bien con los postres dulces, más no empalagosos, que tengan algo de frutas, cacao, etc. Y para cafés filtrados, también van con comida salada; si son cafés filtrados en frío puede ser como un refresco y les va bien una ensalada con quesos y/o frutas. Pero en sí, el café se puede maridar con lo que nosotros queramos, ya que es sabor muy neutro, pero si tiene alguna esencia, un sabor o un aroma en específico, sí es recomendable ponerle más atención y pensar un poco más el maridaje.

Para cerrar la entrevista, le pregunté qué tan lejos quiere llegar con el mensaje de “Buen Barista, Buen Café”, a lo que respondió que lo que él quiere es que más personas conozcan la palabra barista y que en los lugares donde prueben ese café, sepan que la persona que lo preparó es la responsable de la calidad de ese café. Además quiere que la gente conozca que así como un buen chef preparó la comida en un restaurante, sepa que un barista elaboró el café que toma, y que también es un especialista.

Agradecemos el tiempo que Kim Ossomblock que nos otorgó y seguiremos difundiendo su mensaje “Buen Barista, Buen Café”, por la pasión que tanto él como yo sentimos por esta bebida.

Calificación de los lectores
.