5

Experiencias Mágicas de Día de Muertos

El Día de Muertos (que en realidad son dos fechas, 1º y 2º de noviembre) es una tradición mexicana bien conocida alrededor del mundo, y existen lugares específicos dentro del país donde se puede sentir esa esencia milenaria que ha pasado de generación en generación. Así que si este año estás en busca de vivir esta experiencia, a continuación de presentamos algunas opciones para visitar.

Michoacán

Pátzcuaro es el pueblo mágico donde se realiza la fiesta más conocida de Día de Muertos, y no es por nada, es un lugar realmente espectacular que de noche y con motivos de la festividad cobra un misticismo que encantan a cualquiera. El panteón se tapiza de espectaculares ofrendas y la Basílica de Pátzcuaro se decora vastamente con piezas alusivas a la muerte y a la festividad.dia_muertos_michoacan-movil

Desde este pueblo mágico parten de la marina miles de botes iluminados hacia la isla de Janitzio, donde sus pasajeros pueden presenciar los rituales conmemorativos de los pescadores, así como apreciar los cánticos purépechas tradicionales.

Asimismo se presentan obras de teatro al aire libre, alrededor se montan miles de ofrendas y se hace una presentación de juegos prehispánicos con una pelota encendida la noche del 1 de noviembre, en Tzintzuntzan, al norte de Pátzcuaro.

En Cuanajo, famoso por sus muebles en madera, la tradición para Día de Muertos es montar las ofrendas en caballitos de madera. Además, en esta región se hacen los altares conocidos como ketzitakua (ofrendar), hecho para quienes fallecieron en el año en curso. También vale mucho la pena visitar el panteón ubicado al pie de la montaña.

Finalmente en Arócutin es famoso por sus celebraciones que dan inicio en el Templo de Nuestra Señora de la Natividad, justo en el gran arco de flores afuera de ésta, y el panteón, impregnado de aroma a incienso, se cubre completamente de flores de cempasúchil y veladoras dejando un sensación de magia en el aire.

Pátzcuaro

Pátzcuaro

Puebla

Huaquechula, este pueblo mágico ubicado a tan sólo 45 km de la ciudad capital del estado, es otro lugar perfecto para visitar en Día de Muertos. El principal atractivo es su singular ritual, que tiene comienzo por la tarde al sonar de las campanas de la iglesia que anuncia el llegar de los ancestros y muertos que son guiados a través de caminos hechos con miles de flores de cempasúchil, y en los que se extiende el aroma y humo de incienso. Las casas abren sus puertas de manera simbólica para dar la bienvenida a sus invitados espirituales y, al oscurecer, es maravilloso pasar y ver el efecto luminoso proveniente de su interior producido por las ofrendas, las cuales presentan magníficos altares y ofrecen chocolate caliente con pan hasta entrada la madrugada.07

Algo muy particular es que sus altares de muertos, que muestran varios niveles (que representan la tierra, el cielo y el paraíso), a diferencia de lo que popularmente se conoce, son ornamentados curiosamente de blanco, color predominante que fusiona detalles prehispánicos con modernos.

 

San Luis Potosí

Xantolo, nombre de la fiesta tradicional de muertos en San Luís Potosí es, sin duda alguna, la fiesta más importante de la región pues celebra la sagrada reunión de los vivos con los ancestros y muertos, además de festejar el verdadero significado de la existencia humana. La Ruta Xantolo se compone de muchos pueblitos en los que se realizan exposiciones, ofrendas y muestras gastronómicas típicas de la región y la temporada.

El ritual de Xantolo comienza con velaciones, oraciones, alabanzas, finalmente se impregnan los altares y ofrendas con incienso toda la noche. Los indígenas de la zona, también llamados los teenek, tocan piezas musicales tradicionales al mismo tiempo que se celebra la danza de la Malinche para acompañar las ofrendas.

Al día siguiente, las comunidades de los teenek y nahuas llevan ofrendas, veladoras y flores a los panteones, pues se cree que las almas de los difuntos permanecen en la tierra todo el mes. Por ello, el último día de noviembre se renueva la ofrenda y se decora con frutas y flores para despedirlos en su partida al más allá.

Xantolo4

Ciudad de México

La capital del país es, sin lugar a dudas, un vasto escenario que se viste para dar la bienvenida a los muertos. Panteones, avenidas, casas, plazas y comercios exhiben ofrendas que dan vida a la magia, el colorido, y los aromas de Día de Muertos. El barrio mágico Mixquic, donde su escenario principal es el conocido cementerio en el que se puede experimentar esta fiesta con las hermosas ofrendas de los locales. Además, se pasea un ataúd por el pueblo a la par que se recitan frases referentes a la muerte, se realiza un cortejo fúnebre escenificado que hace gala del típico humor negro mexicano, y también hay concursos de calaveras de cartón.

Mixquic2La tradicional mega ofrenda temática de Ciudad Universitaria, la exposición que desde hace más de 20 años se lleva a cabo en el Museo Dolores Olmedo ubicado en Xochimilco, son muestras que nadie debe perderse.

Te invitamos a compartirnos tus experiencias de Día de Muertos y dejarnos tus recomendaciones.

 

Calificación de los lectores
.