Te gusta

El homenaje a la cultura cervecera en Factoría

 

La bebida alcohólica más antigua del mundo tiene un nuevo hogar en la Ciudad de México. Factoría: casa de la cerveza, es un espacio interactivo en el que el pasado y el presente de la cerveza conviven para explicar cómo se ha dado su evolución, cuáles son las principales diferencias entre los distintos tipos que existen y por qué es hoy en día el mejor elemento para unir a las personas.

cerveza2

Con más de 5 mil años de historia, la cerveza ha sido considerada sagrada, medicinal e indispensable por la humanidad. Grandes decisiones políticas y religiosas han influido en la forma en la que hoy vemos la cerveza. Desde las primeras civilizaciones que dejaron registro escrito de su consumo, hasta hoy en día. Aunque la Ale nace primero, sus sabores más remarcados y su gran carácter impulsaron la búsqueda de la Lager, ligera, refrescante e ideal para tomar en ambientes relajados. La ciencia llegó a la cerveza cuando se descubrieron las levaduras fermentativas, haciendo mucho más controlables los procesos de elaboración de ésta.

Como todos los procesos de elaboración de alimentos de la antigüedad, la producción de cerveza se fue relegando. En un principio, las familias egipcias producían su propia cerveza, aunque muy diferente a la actual: espesa, caliente y mucho más nutritiva. Poco a poco, el número de productores fue haciéndose menor, pero las cantidades producidas, mayores. El siglo XX trajo la producción en masa gracias a la que hoy podemos decir que anualmente, en México, se producen 105 millones de hectolitros, convirtiéndolo en la cuarta potencia cervecera a nivel mundial.

cerveza6

Factoría: casa de la cerveza se llevó a cabo en una hermosa casona en la parte más antigua de la colonia Roma. Estuvo dividida en tres partes: la primera, el patio, el espacio ideal para comer y relajarse con buena música, así como presenciar una extraordinaria explicación sobre las intenciones del espacio e información sobre el mundo cervecero. En la planta baja se encontraba la parte cultural, como una instalación que representaba un campo de cebada, murales y una sala sensorial en la que se presentaban todos los ingredientes incluidos en cualquier tipo de cerveza.

La tercera parte de la exposición constaba de tres salones y una terraza, cada uno de ellos dedicado a un estilo de cerveza en particular: el primero, el de las Ale, ambientado en un pub inglés, sobrio y acogedor. Posteriormente se accedía al salón dedicado a las cervezas especiales, únicas en cuanto a sus características y sus métodos de producción, dignas de un gran lugar en nuestros paladares. El tercer salón estaba dedicado a las Lager, con un estilo mucho más fresco, relajado y sin pretensiones. Para finalizar el recorrido, se accedía a la Terraza Corona; un espacio que evocaba la playa, el ambiente ideal para beber la cerveza mexicana más vendida en México y el mundo.

cerveza4

El maridaje ideal para esta experiencia cervecera fue la cata impartida por Abigail Ramos, la única mexicana con la certificación de sommelier cervecero Cicerone. Quien nos explicó las diferencias entre algunas variedades, tanto mexicanas como importadas, y, sobre todo, buscó romper el mito de que las Lager son claras y las Ale son oscuras. Experimentamos las notas tanto visuales como olfativas y gustativas de cada una de las cervezas meticulosamente elegidas para la ocasión: Bocanegra Pilsner, Cucapá Amber Ale, Goose Island IPA y Hertog Jan Belgian Strong Ale.

cerveza5

Otro de los principales objetivos de la experiencia es impulsar la búsqueda de maridajes de alimentos con cerveza, no quedarnos únicamente en el vino. En este deseo de posicionar a la cerveza como el mejor acompañamiento de los alimentos, Factoría ofreció dos propuestas culinarias para acompañar con marcas comerciales, demostrándonos que un buen maridaje se puede encontrar donde sea. Lázaro, un comedor de la Roma especializado en cocina prehispánica, y La Ostra, restaurante condesino de mariscos con una oferta fresca. Para cerrar con broche de oro, pudimos probar los helados con cerveza de Yolohago.

Los profesionales de Grupo Modelo nos invitan a hacer el esfuerzo de cambiar nuestra mentalidad, nos invitan a dejar de ver a la cerveza como una bebida alcohólica más, y empezar a buscarla como a una cultura que, como el vino, merece ser estudiada y disfrutada en las mejores mesas.

cerveza3

Calificación de los lectores
.