1

La Aldea Avándaro, una experiencia al natural

Viajar para desconectarnos de la ciudad y disfrutar de un ambiente más tranquilo, buena comida y una estancia que te otorgue paz es lo que muchos habitantes de la Ciudad de México buscamos. Tal vez la mayoría de las personas conocen Valle de Bravo, algunas otras no, pero ¿han descubierto los lugares que hacen que te conectes con la naturaleza, aprecies cada espacio y sus ingredientes agro-ecológicos y orgánicos que las condiciones de su tierra nos ofrecen?

Para gozar de esta experiencia Celia Marín Chiunti, Cocina y Comparte, en conjunto con Sonia Ortiz Salinas, Cocina al Natural, han creado La Aldea Avándaro, lugar en donde cocinar se convierte en algo divertido y el chef principal eres tú.

El viaje comienza desde el primer instante que llegas a la cocina para iniciar el Cooking XPRNC en donde el chef Roberto de la Parra, chef Soul Aváandaro, ya tiene diseñado un espacio para ti y solo el será una guía para que puedas cocinar, la siguiente parada: cosechar las verduras. Caminar mientras vas disfrutando del aire fresco, el sonido del río y los bellos árboles que rodean a Mesa del Roble es parte de lo que debes vivir para llegar a los sembradíos en donde tú eres el encargado de recolectar todos los ingredientes de la receta, mientras cosechas las verduras, Sonia Ortiz te platica la importancia de cada verdura, de cómo debe cortarse para no lastimar las raíces de esta, se convierte en una conexión increíble con la naturaleza y los productos.

Viene la parte más entretenida, ¡cocinar!, si es la primera vez que cocinas o no es tu fuerte, no hay de que preocuparse, bajo la supervisión de Celia y Sonia irás preparando todo, con música de fondo y la actitud de todos los que se encuentran en el equipo, se convierte en una tarde que no quieres que termine nunca. Para continuar con la experiencia natural en la cocina, un horno de piedra es el encargado de cocer algunos de los platillos, con el olor de cada ingrediente en conjunto, querrás comerte todo en ese mismo instante.

Para finalizar el día y continuar disfrutando de la naturaleza, el mejor lugar para una estancia cómoda y sin interrupciones, está Hotel Rodavento Avándaro, lugar en donde el tiempo y las preocupaciones no existen, las habitaciones se encuentran en enclavadas en el bosque, distribuidas en cuatro módulos. Al ingresar es como entrar a una cabaña de película, puedes disfrutar de la vista del bosque mientras tomas un baño caliente en la tina o desde un columpio colgante tomando una taza de café para disminuir el frío que por las noches se siente en Avándaro.

Desafortunadamente en la actualidad existen muchas empresas que solo se preocupan por producir alimentos en grandes cantidades de una forma más rápida, esto influye utilizar químicos u otros productos que aceleren el crecimiento, ya sea de algún animal para consumo o verduras. Este tipo de experiencias son las que debemos vivir para crear conciencia de lo que estamos consumiendo y también para darnos la oportunidad de conectarnos con la naturaleza y las maravillas que nos ofrece. Todos deberíamos de comer con pasión, disfrutar cada bocado y saborear lo que nuestro paladar esta recibiendo, no solo comer por llenarte.

Calificación de los lectores
.