Te gusta

La comida mexicana va con vino mexicano

El vino nacional ha revolucionado los maridajes 100 % mexicanos.

La preferencia por el vino mexicano se ha consolidado en los últimos años. Se coloca como el primer país de preferencia en volumen y en valor con la mejor tasa de crecimiento en el mercado total de vinos. Representa casi el 30 % del volumen de vino en México.

Una de las zonas más importantes en cuanto a producción está ubicada en el municipio de Ensenada, Baja California, en los valles de Guadalupe, San Vicente, Ojos Negros y Santo Tomás. La mayoría de los vinos nacionales que se realizan tienen una gran estructura, la cual podemos decir que es la insignia del vino en México.

En uvas blancas, Chenin Colombard es ideal para estos maridajes, pues su carácter afrutado, floral y de final cítrico, va estupendo con ceviches, tostadas, arroz, chiles rellenos, así como moles como el pipián, mole amarillo, pollo en salsa verde.

En cuanto a las tintas, la Syrah, de carácter frutal, de fresca acidez y de excelente expresión al añejarse en barricas, es perfecta cuando se combina con platillos especiados, cocciones de hornos de leña, salsas espesas como el mole, versiones de estofado con salsas de jitomate o adobos.

Monte Xanic recomienda los siguientes maridajes 100 % mexicanos:

Monte Xanic Selección

  • Carne asada: un vino original para un clásico regio.

Monte Xanic Calixa BLEND

  • Tlayuda con tasajo: un complemento perfecto con la frescura de este vino joven y con poca barrica.
  • Cochinita pibil: la riqueza en acidez de ambos crea balance y la abundancia de sabor se conjunta en este maridaje yucateco.

Monte Xanic Syrah

  • Mole negro: ambos protagonistas se vuelven uno parte del otro.

Monte Xanic Grenache

  • Chiles en nogada: resalta a la granada y a la nogada.
  • Tostadas de tinga: maridaje fresco de agradable intensidad que se complementa en boca.
  • Pozole rojo: combinación perfecta para lograr equilibrio y frescura.​

Monte Xanic Calixa Syrah

  • Tacos al pastor: una de las mejores expresiones de sabor de nuestros tacos, derivado de lo especiado de su preparado y su método de cocción.
  • Enchiladas rojas: maridaje equilibrado que, gracias a la complejidad del vino, resalta los sabores del platillo.

Chenin Colombard

  • Tortas ahogadas: buen balance entre la textura del pan, el picor de la salsa y la frutalidad del vino. En definitiva, un maridaje de contraste.

 

¡Salud por México y por el vino mexicano!

Calificación de los lectores
.