Te gusta

La historia de James Buchanan’s

La sofisticada personalidad de Buchanan´s implica hablar de su creador, de sus valores y la complejidad de un blend elaborado por expertos.

El arte del blend de la familia Buchanan’s es un viaje en el que se conjugan sabores y caracteres de las mejores barricas de Escocia. Un blend equilibra lo mejor de cada región: los sabores de los líquidos, la madera en que se maduran y –lo que lo hace irrepetible-, la geografía de Escocia.

El espíritu escocés de las destilerías Buchanan’s vive en cada una de sus botellas; hay millones de historias.

Su creador, James Buchanan, fue un honorable hombre de negocios cuya reputación y la de sus whiskies se sustentaba en ideales de integridad, calidad y grandeza. Impulsado por un gran espíritu de generosidad y dedicación, decidió crear un gran whisky que fuera motivo de orgullo y satisfacción.

james

El legado: excelencia y generosidad

James Buchanan sentó precedentes sin igual para la calidad del whisky, mismos que se han mantenido vigentes hasta nuestros días. La marca continúa reflejando los altos estándares establecidos desde su inicio, respetando su filosofía de trabajo duro impulsado por una enorme pasión para lograr las mejores mezclas de whisky.

Su visión fue crear los blends de whiskies más finos para deleitar a todos los amantes de esta bebida. Incansable emprendedor, amigo leal y miembro de familia, James Buchanan marcó la pauta para lograr una marca comprometida con la calidad y la integridad. Su legado ha prevalecido a través del tiempo como un reflejo de excelencia y generosidad.

Con el deseo de que su whisky se compartiera entre los amigos cercanos y la familia, él creía que el éxito no era un hecho aislado, sino el resultado del compromiso de las personas y las comunidades con sus metas. Esta filosofía le ayudó a desarrollar un gran espíritu filantrópico, mismo que fue su inspiración para realizar numerosas donaciones.

james2

Historia de grandeza

Fue uno de los más reconocidos pioneros del whisky escocés y uno de los empresarios más exitosos de su época. Fue reconocido por sus contemporáneos como un hombre de valores inquebrantables. James Buchanan era la encarnación perfecta del caballero victoriano y un digno custodio de la imagen de su whisky.

Nacido el 16 de agosto de 1849 en Brockville, al occidente de Canadá, creció en el seno de una familia de inmigrantes escoceses. La familia regresó a Escocia en 1950 antes de mudarse a Irlanda del Norte. En 1863, a los catorce años, James Buchanan comenzó a trabajar en las oficinas de la compañía naviera WM Sloane & Co. como mensajero. En 1868 se unió a su hermano William en su negocio de heno, granos y semillas en Glasgow, donde permaneció por 10 años antes de irse a Londres y convertirse en agente de ventas para la firma de whisky de Charles MacKinleys.

La historia de éxito y el camino hacia la grandeza de Buchanan comenzó en Glasgow, Escocia, donde trabajaba como ayudante de oficina, hasta que en 1884 incursionó en el negocio del whisky, creó su propia mezcla y fundó la compañía James Buchanan & Co. En 1885 ganó el contrato para convertirse en el único proveedor de whisky escocés a la Cámara de los Comunes, el cuerpo legislativo del Parlamento Británico; mientras que en 1889 el Buchanan’s Blend ganó una medalla de oro en la Paris Centennial Exhibition.

En 1897, Buchanan & Co. recibió un pedido de whisky del príncipe de Gales (el futuro rey Eduardo VII), por lo que elaboró una mezcla excepcional a partir de sus mejores whiskies. El producto no recibió un nombre de marca, era conocido como Scotch Whisky, Specially Selected. Al año siguiente James Buchanan recibió órdenes reales para abastecer a la reina Victoria y al príncipe de Gales.

En 1901 se convirtió en proveedor de la realeza británica con The Royal Household, un whisky especialmente creado para tan distinguido encargo, y en 1907 se le encargó ser el proveedor de whisky escocés para el emperador de Japón y la Corte Real Española. Mientras que en el año de 1902 abrió sus oficinas en París, Nueva York, Hamburgo y Buenos Aires.

Para 1903 compró Lavington Park, una finca en Sussex de 3000 acres. Fue allí donde estableció su cuadra, con el propósito de poseer los mejores caballos de carreras de las mejores razas. En 1922 recibió el título nobiliario de lord Woolavington, por el parque Lavington, su magnífica finca en Sussex.

En 1929 fue acreedor a un doctorado honorario en Leyes por la Universidad de Edimburgo, y el nombramiento de Caballero de la Gran Cruz de la Excelentísima Orden del Imperio Británico en 1931.

Tradición de la botella

En cada botella de Buchanan’s hay más de 100 años de experiencia que dan como resultado una mezcla única de exquisitez y calidez. Durante más de 100 años los whiskies de Buchanan’s han permanecido como la vívida representación de James y como una bebida Premium de la más alta calidad.

buch

La botella de Buchanan’s es un tributo a la generosidad y la unión de las familias y las grandes amistades; es el tributo a la nobleza de quienes comparten lo mejor de sí mismos. La forma de la botella fue concebida en honor al 40 % de su fuerza de trabajo, que sirvió durante la Primera Guerra Mundial. Así, con el tiempo, los whiskies Buchanan’s se convirtieron en un fuerte símbolo de intercambio, amistad y fraternidad.

Mediante la forma simbólica de sus botellas, Buchanan’s honra la camaradería, el valor y la fraternidad de quienes se reúnen para compartir lo mejor de sí mismos.

Calificación de los lectores
.