Te gusta

Cada vez más personas toman vino ¿te unes a la tendencia?

Nos queda claro que cada vez más personas están interesadas en el vino y el mundo de la enología; durante los últimos años es cada vez más común encontrar nuevos sommeliers, barras de vinos y etiquetas en el mercado mexicano. Sin embargo, este fenómeno no se reduce únicamente a nuestro país, sino que es una tendencia que se repite a nivel mundial: cada vez más personas toman vino recurrentemente.

La Organización Internacional de Viñas y Vinos (OIV) reportó que, durante el año pasado, la producción de vino se disparó en todo el planeta, aumentando 420 millones de litros, y rozando la cifra récord de 30 mil millones, registrada en 2004. Mientras que el negocio del vino incrementó su valor en 1.2 %, hasta los más de 31 mil millones de euros.

 

 

Los principales países productores fueron Italia, Francia, España y Estados Unidos, naciones que incrementaron significativamente la cantidad de litros que elaboraron, así como Argentina, Chile y Nueva Zelanda. Mientras que Portugal, Grecia, Sudáfrica y Brasil registraron descensos en su producción; esto se explica por las condiciones climáticas que aquejaron a esos países durante todo el año.

También resulta llamativo que, durante 2018, el consumo mundial de vino detuvo un crecimiento que se había observado desde 2014. Esto puede entenderse por la reducción en el consumo del fermentado en el Reino Unido y China. Por otra parte, en el resto del mundo, parece estabilizarse, con algunos incrementos en Estados Unidos, España, Portugal y Rumania.

 

 

El comercio mundial del vino aumentó tanto en volumen como en valor en el año pasado. En este sentido, España lidera el mercado por cantidad de litros con 19.4 del mercado mundial; tanto que Francia lo lidera en cuestión de ganancias, con 9.3 millones de euros facturados. Los principales países importadores de vino se mantienen siendo Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Francia y China.

Los viñedos del mundo vivieron un año desfavorable gracias a la disminución de hectáreas plantadas en Turquía, Irán, Estados Unidos y Portugal. Sin embargo, algunos países han aumentado considerablemente. Tal es el caso de México, en donde la superficie vitivinícola alcanza las 34 mil hectáreas.

 

 

Las cifras comprueban algunos datos interesantes sobre el gusto por el vino: la mayor parte de los países muestran un aumento en su producción y consumo, mientras que es visible una disminución en la cantidad de vides plantadas.

Sin duda, algo para tomar en cuenta la próxima vez que compres tu botella favorita.

 

Calificación de los lectores
.