Los vinos del "Viejo Mundo"

Los vinos del “Viejo Mundo”

Deby Beard

Seguramente si estás familiarizándote con el mundo del vino, habrás escuchado las palabras “Viejo Mundo” y “Nuevo Mundo” en lo que respecta al origen de las etiquetas.

La división es muy simple: los primeros son los que provienen de los países europeos clásicos, básicamente de Francia, Italia, España, Alemania, Portugal, Suiza, Austria y Grecia. En cada uno de ellos, el cultivo de la uva y la elaboración de vinos se remontan al tiempo de los romanos.

En cambio, los vinos del Nuevo Mundo son los que se elaboran en países cuya inserción en la vitivinicultura es producida por la llegada de inmigrantes europeos. Se trata de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Chile, Argentina, México y Uruguay.

A diferencia de los viñedos europeos, “los nuevos” nacen en regiones de producción, suelen ser extensas, llanas y con clima homogéneo. Es por eso que también podríamos explicar esta diferencia diciendo que los que consumen vinos del Nuevo Mundo se guían más por la marca o la variedad de uva, mientras que los seguidores de vinos del Viejo Mundo tienen más en cuenta el lugar de origen (lo que los franceses bautizaron como terroir). Los primeros beben vinos-cepajes o vinos-marcas y los segundos beben vinos-lugares.

Los vinos de Alemania

El vino es la bebida más antigua que nace con la cultura del hombre. El primer suspiro para obtener un buen vino lo coloca la naturaleza, pero después es trabajo del viticultor. Podría decirse que el suelo es el padre del vino, la vid su madre y el clima es su destino. Y en Alemania, el clima es extremoso, con inviernos fríos y veranos calientes. Bajo estas circunstancias se necesita la mano de un buen viticultor, para obtener vinos tan especiales como los vinos alemanes. Alemania produce alguno de los vinos más finos del mundo, pero la reputación de las grandes cantidades de vinos dulces, sin esencia, que se producen para ser vendidos a precios muy bajos ha desestimulado a los amantes del vino a probar los mejores vinos.

El nuevo vino alemán

Desde el año 1962 los propios alemanes habían duplicado el consumo de su vino, aumentando la proyección internacional y rindiendo culto al riesling.

En los años 70 y 80 se mejoró la producción y pronto empezó lo que algunos enólogos definieron como el boom del Riesling o el milagro del vino alemán, debido a la mayor preocupación de algunos productores por la calidad en lugar del volumen de producción. Este trabajo poco a poco fue cosechando buenos resultados en los vinos blancos y en los tintos.

Los vinos blancos de los 90 en Alemania no procedían de barrica, pero poco a poco la fuerte demanda hizo que más vinicultores estuvieran dedicados a la producción de este tipo de vino.

Principales cepas originarias de Alemania

En Alemania existen 13 regiones vinícolas, las cuales están localizadas sobre todo en las riberas de ríos como el Rin, el Mosela y el Neckar. La mayor región es la de Rheinhessen (Hesse Renana).  En total existen cerca de 140 variedades de uva: 40 de vino tinto y 100 para vino blanco. El 20.2 % de la superficie de cultivo es de la variedad Riesling, seguido por la uva Müller-Thurgau con el 14.7 %;  en tercer y cuarto puesto se encuentran las uvas tintas Blauer Spätburgunder con el 11.1 % y el Dornfelder con el 8 %. El porcentaje restante está conformado por la Silvaner, Blauer Portugieser, Kerner, Grauer Burgunder y Weißer Burgunder.

Conociendo los vinos alemanes

Estas son las denominaciones de calidad en vinos alemanes:

  • Tafelwein (vino de mesa): Son los menos finos, poca exigencia de calidad.
  • Landwein (vino de país): Es una categoría superior al vino de mesa. En la etiqueta se tiene que poner la región de donde vienen las uvas.
  • Qualitaetsweine bestimmter Anbaugebiete QbA (De calidad de una región determinada): Estos vinos tienen que ser 100% de una de las 13 comarcas vitivinícolas.
  • Qualitaetswein mit Praedikat QmP (Vinos de calidad con atributo): Son los más finos, cumplen con los más altos requerimientos de calidad en cuanto a tipo de uva, madurez, armonía y elegancia. No se puede agregar azúcar y existen 6 diferentes subtipos:

1)    Kabinett: Vinos finos, ligeros, de uvas maduras.

2)    Spaetlese: Significa cosecha tardía. Estos vinos son de una calidad muy alta y se producen de uvas que se cosechan después de la cosecha normal. Son vinos elegantes, maduros, con un carácter frutal, no son necesariamente dulces.

3)    Auslese (selección): Una selección de racimos muy maduros. Se quitan las uvas no maduras. Vinos nobles, suelen ser más intensos en aroma y sabor.

4)    Beerenauslese (selección de uvas): Una cosecha de uvas sumamente maduras, seleccionadas individualmente. Signo de calidad del hongo Botrytis, se pueden guardar durante décadas.

5)    Trockenbeerenauslese (selección de uvas secas): De uvas sobremaduras cosechadas, parecidas a uvas pasas. El vino es dulce como la miel y se puede guardar durante muchas décadas.

6)    Eiswein (vino de hielo): Un vino especial, elaborado de uvas que pasaron una helada de 7° bajo cero, cosechadas y prensadas cuando todavía están congeladas, para obtener solamente el concentrado de la fruta. Vinos verdaderamente únicos que no se cosechan necesariamente cada año, con una extraordinaria concentración de acidez y dulzor afrutado. Se toman como aperitivo con quesos muy fuertes, patés ó para acompañar postres.

Desde el año 2000 existe la definición Classic para un vino de una calidad superior, seca, de una de las uvas clásicas de cualquiera de las 13 comarcas de Alemania.

Famosas bodegas y vinos

•          Werner Anselman, región: Rhin

•          S.A. Prüm, región: Mosela-Sarre-Ruwer

•          Selbach-Oster, región: Mosela-Sarre-Ruwer

•          Weingut Schloss Saartein, región: Mosela-Sarre-Ruwer

•          Robert Weil, región: Rheingau

•          Dr. Von Bassermann-Jordan, región: Pfalz (Palatinado)

•          Pfeffingen-Fuhrmann-Eymael, región: Pfalz (Palatinado)

•          Max Ferd. Richter, región: Mosela-Sarre-Ruwer

•          Markus Molitor-Hausklosterberg, región: Mosela-Sarre-Ruwer

•          Hermann Donnhoff, región: Nahe

La ruta del vino alemán

Llamada en alemán Deutsche Weinstraße destaca por ser la más antigua de todas las rutas vinícolas de Alemania. La ruta recorre la zona de Renania Palatinado y fue creada en el año 1935 como una peculiar manera de fomentar el turismo. La ruta inicia justo en la Deutsches Weintor, la puerta del vino alemán, una puerta ceremonial construida en 1936 y ubicada en Wissembourg, en la frontera francesa, y termina en Bockenheim, más precisamente en la casa de la ruta del vino alemán.

Atravesando caminos sinuosos, viñedos, aldeas, colinas y bosques del Palatinado podrás saborear lo mejor de la cultura vinícola que se jacta de sus más de mil años de antigüedad. En el camino, que se encuentra señalado por carteles amarillos con un distintivo racimo de uvas, podrás encontrar tiendas de vino, salas de degustación y podrás participar de varias fiestas del vino.