Te gusta

Nuevas tendencias de orgullo nacional por Pilar Meré

Tequila, mezcal y vino, son tres bebidas que hacen brillar a México. Su tendencia de consumo hace destacar a nuestro país a nivel mundial.

El mundo de las bebidas es una de las industrias que no deja de darnos sorpresas. Dentro de las tendencias nacionales e internacionales, la moda es un factor en ocasiones determinante, por ello podemos ver incrementos interesantes que permanecen por una temporada y después decrecen.

La firma de investigación de mercado, Euromonitor International, identifica cinco principales tendencias en el ámbito de las bebidas alcohólicas en 15 países del continente americano, encontrando en el consumo de cerveza (sobre todo la categoría Lager estándar nacional), un impulso para seguir creciendo.

En México, otras opciones que van al alza en el consumo son el vino, el tequila y, de manera muy importante, el mezcal. Nuestro país es, para productores y comercializadores de muchas bebidas, un factor de oportunidad, tanto por su población como por la edad, es decir, una nación de jóvenes. Así, con el tiempo vemos visto que se pone de moda el vodka, el whisky o la ginebra, considerando, además, el resurgimiento de la coctelería y en su actual versión, la mixología.

Pero destacan dos bebidas, dentro del amplio espectro de las que podemos encontrar, que son típicamente mexicanas y que han repuntado y continúan con un crecimiento inusitado. Se trata del tequila y del mezcal. Tradicionalmente estaban consideradas para el pueblo, aunque han incrementado su estatus y su valor aspiracional.

En el caso del mezcal, actualmente se registra un boom que se refleja en un aumento de marcas de más del 560 % entre los años 2005 y 2012, así como el 370 % de exportaciones, de acuerdo con el Consejo Regulador del Mezcal. Para el 2014, las ventas crecieron un 78 % respecto a 2013 y se exportaron más de un millón de litros.

En la actualidad, tanto el vino como el mezcal y el tequila se han visto beneficiados al transmitir el orgullo por consumir productos nacionales de alta calidad. Incluso se menciona que a nivel internacional el consumo del tequila ha reemplazado el interés por la ginebra y el ron, siguiendo el mezcal sus pasos. Catas, maridajes, y valoraciones respecto a sus beneficios como digestivo, han favorecido que incluso tanto el tequila como el mezcal se vuelvan elitistas, porque el costo de una botella puede alcanzar montos muy elevados.

Finalmente, existe una tendencia a la presentación de tequilas y mezcales cristalinos, que significan una innovación atractiva para algunas marcas. Hasta hoy, sin embargo, no encontramos que la respuesta sea tan positiva para que el resto de los productores migre hacia esta nueva versión. Pero lo importante es que sea tequila, mezcal o vino, estemos orgullosos de México y de nuestros productos de gran calidad.

Salud.

Calificación de los lectores
.