Te gusta

Un nuevo menú decembrino de la Taberna del León

 

La Taberna del León de la chef Mónica Patiño es uno de los restaurantes clásicos del sur de la ciudad de México. En una ubicación inmejorable y con una decoración que te transporta a una antigua casa de la campiña francesa, la chef mexicana hace lucir nuevamente el concepto que ella creó hace más de cuarenta años en Valle de Bravo. Una propuesta ecléctica que incluye desde la fresca pesca de Ensenada y los vinos del valle de Guadalupe, hasta los mejores mezcales oaxaqueños seleccionados cuidadosamente para explotar las características de sus creaciones. 

La Taberna se prepara para recibir el invierno con un menú ideado para obtener los nutrimentos necesarios para este clima de acuerdo a lo que la naturaleza produce en esta época del año. Patiño cree que los alimentos tienen mejores características, no sólo de sabor, sino nutrimentales, cuando están de temporada, y es en esto que se basa para crear una serie de platillos que, además de los típicos navideños de su cocina, engalanarán la carta del restaurante sureño este diciembre.

Abre apetito con su dúo de ostiones de Ensenada: a la francesa con un baba ganush, aceitunas verdes y caviar; y a la mexicana con un rasurado hecho en casa, que bien valen la pena acompañar con una copa de Moët & Chandon Brut. Nuestros favoritos fueron los macarrones gratinados con camarones en una salsa de queso estupendamente realizada, servidos en una cazuela de barro que te hará sentir en casa. Otra especialidad imperdible es el pato confitado sobre el que la misma Mónica Patiño define como “el rey de los moles”, acompañado del vino que se roba la atención del que lo prueba, Ensamble Colina 2014 de Paralelo, casa productora con la que la chef está asociada.

Los postres son el atajo al corazón y por eso, entre las especialidades del mes si incluyen tres entre los que es difícil elegir sólo uno; lo ideal siempre es compartirlos. Un sabayón, delicioso pan esponjocito, bañado en mezcal acompañado con helado mantecado, un pastel de queso ricotta con ciruelas rojas al anís que se deshace en tu boca, e incluso antes de llegar a ella y un mousse de chocolate de triple textura que volverá locos a todos los amantes de este ingrediente. Recuerda preguntar al servicio por las sugerencias de maridaje de estos, también te sorprenderá.

Compartir la mesa con una grande de la cocina mexicana como Mónica Patiño es un placer. Es una persona a la que no le termina la plática, con una experiencia dentro de la gastronomía increíble y que rompe cualquier brecha generacional que se le presenta por lo actualizada que está. Cada uno de sus restaurantes es una joya en su estilo, pero sobre todo, la originalidad de sus conceptos resalta ante los ojos de cualquier visitante.

Calificación de los lectores
.