1

Pequeña guía sobre cuchillos para el hogar

Siempre he pensado que en ninguna cocina puede faltar un buen cuchillo, así seas amante de la cocina o la practiques por simple supervivencia. Todo amateur o profesional de este arte debe tener siempre a la mano un fino utensilio de corte. Aunque elegir uno puede ser abrumador, puedo asegurar que es uno de los objetos más sinceros: un mayor precio significa mayor calidad. La ciencia está en aprender a identificar el cuchillo que vale la pena comprar.

Knife_Guide_22679_preview

El estilo

Existe una variedad infinita de estilos, cada uno diseñado especialmente para una actividad específica. Sin embargo, existen algunos cuchillos versátiles, con los que se puede realizar un sinfín de funciones. Si lo que quieres es un cuchillo con el que puedas picar vegetales, limpiar pollo y cortar carne, lo principal es conseguir un cuchillo chef. Clásico y eficiente, pero a veces aburrido.

Otra opción más versátil es el cuchillo santoku, que es el equivalente oriental del chef, con una hoja más ancha y, muchas veces, acondicionada con alveolos para evitar que vegetales con alto contenido de almidón, como la papa, se adhieran a ella, evitando con esto el riesgo de cortarte.

Una tercera opción es adquirir un hacha para vegetales. No te dejes llevar por su apariencia terrorífica, pueden verse un poco exageradas; por su peso y el ancho de su hoja, son sumamente útiles cuando se trata de picar cantidades grandes de vegetales. Además de que puedes llevar a cabo todas las demás funciones con estas.

El material

No importa quién seas, ni si sabes algo de cocina y de cuchillos o no, cuando entras en una tienda de artículos de cocina, los cuchillos de acero inoxidable parecerán sin chiste y tu atención se dirigirá de inmediato hacia las relucientes hojas de los de acero damasco. Este material es usado, en su mayoría, en cuchillos japoneses y requiere de un mantenimiento constante y delicado. Es muy resistente, por eso se puede afilar hasta puntos inimaginables para cuchillos convencionales.

También existen cuchillos de cerámica, los cuales rara vez pierden el filo y tienen un estilo un tanto más estético por sus colores sólidos, sin embargo muchos aseguran que se pierde la magia de utilizar un cuchillo reluciente. Por esto, los cuchillos más comunes son los de acero inoxidable. Requieren un mantenimiento mínimo pero un trabajo casi constante, pues pierden el filo muy rápidamente.

Mi recomendación es iniciarse con un cuchillo de acero inoxidable fino, siempre teniendo en mente que el país de origen es importante en cuanto a la marca. Los alemanes tienen la maestría milenaria del manejo del acero, mientras que los japoneses son expertos en fabricar cuchillos elegantes y funcionales. Se pueden encontrar cuchillos brasileños, chinos e incluso mexicanos, pero son productos fabricados masivamente en los que la calidad no es primordial.

cuchi

El afilado

Es importante recordar siempre mantener un cuchillo afilado y no esperar a que pierda su filo para mejorarlo. Al momento de comprar un cuchillo, recuerda que debes contar con una piedra de afilado y una chaira; que cabe aclarar, no funcionan para lo mismo. El afilado es un asunto al que se le debe perder el miedo y pensar que ningún cuchillo se va a arruinar si lo llevamos a cabo mal una o dos veces.

La tabla

Un cuchillo siempre se debe utilizar sobre una tabla de corte. Existen muchísimas variedades, sobre todo en cuanto a los materiales de los que están hechas. Las hay de plástico, que son higiénicas y duraderas pero que se pueden llegar a manchar al picar hierbas o cortar pescado. Y de madera tratada, mucho más amigables con el filo de los cuchillos pero que requieren un tratamiento de aceite especial periódicamente.

Ya conoces lo necesario para comprar tu equipo ideal para cocinar en tu casa. Recuerda siempre que es el cocinero el que hace al cuchillo y que cuando se trata de instrumentos de corte, con cada peso estás pagando un poco más de calidad, ten confianza en que es algo en lo que siempre valdrá la pena invertir para tu cocina.

Calificación de los lectores
.