Te gusta

Productos mexicanos, una bandera de sabores

Maíz, chile verde y jitomate son protagonistas de diversos platillos, especialmente de los que se disfrutan durante las fiestas patrias, en las que son deleites que no deben faltar si se trata de festejar todo aquello que nos representa como mexicanos.

Los estados de Michoacán, Chihuahua, Sinaloa, Jalisco, Zacatecas y Estado de México se ubican como los principales productores de estos ingredientes clave para la preparación de platillos nacionales como tacos, chiles en nogada y pozole.

Cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), indican que maíz, chile verde y ocupan primeros lugares de producción en el mundo.

Maíz

México se encuentra en el séptimo lugar de producción mundial con más de 25 millones de toneladas; sus principales productores son los estados de Sinaloa, Jalisco y Estado de México. En nuestro país se registra un consumo per cápita de 297 kilogramos de este grano.

Existe evidencia de que el cultivo de esta planta sagrada que identifica a nuestra cultura, inició hace más de siete mil años. En el campo mexicano se cosecha maíz blanco, amarillo, rojo, pozolero, palomero, azul, elote y forrajero. Es básico en recetas de platillos como el pozole.

ma

Chile verde

Nuestro país se ubica en el segundo lugar de producción mundial con dos millones 922 mil toneladas y se caracteriza como uno de los principales productores de este picoso ingrediente que se consume desde tiempos prehispánicos. Chihuahua, Sinaloa y Zacatecas se posicionan como sus principales productores.

Las variedades más cultivadas son jalapeño, serrano, habanero, morrón y poblano, con este último se prepara el tradicional chile en nogada, receta que fue creada por las monjas agustinas del convento de Santa Mónica en Puebla.

chile

Jitomate

A nivel mundial, México ocupa el décimo lugar de producción con dos millones 550 mil toneladas; Baja California, Sinaloa y San Luis Potosí son sus principales productores. El jitomate, palabra que proviene del náhuatl: xictomatl, “tomate de ombligo”, es uno de los alimentos más consumidos en el mundo.

shutterstock_60053656

En la cocina, es ingrediente principal de salsas y el tradicional pico de gallo con cebolla, chile verde, cilantro y un toque de limón, acompañantes idóneos de platillos como el taco, representativo de la comida mexicana.

El arte de este alimento consiste en una tortilla de maíz que se dobla para contener tantos ingredientes o rellenos como podamos imaginar, y lo mejor: no necesitamos más que la mano para disfrutarlo, eso sí, cada quien con su estilo.

El origen exacto de los tacos es desconocido, pero hay documentos históricos que muestran que formaba parte de la dieta de las culturas prehispánicas, un ejemplo de ello es el relato del conquistador Bernal Díaz del Castillo de un banquete con el emperador Moctezuma, donde se ofrecieron tortillas que se rellenaban de pescado, caracoles, escamoles (hueva de hormiga) nopales, entre otros guisos.

maiz

Otro platillo que forma de nuestras tradiciones es el pozole. Cuenta la historia que durante las celebraciones en honor al dios Xipe Tótec, al emperador Moctezuma se le servía un enorme plato de este platillo coronado con el muslo de un prisionero sacrificado.

Del náhuatl pozolli, que significa espuma, el pozole es todo un tesoro de la cocina nacional que también ha conquistado el gusto extranjero a través de ese sazón tan exquisitamente mexicano que lo caracteriza, y que al deleitarnos nos hace sentir muy orgullosos de nuestra inigualable gastronomía. 

Esta delicia no sería la misma sin la carne deshebrada de res, puerco o pollo; y la lechuga, rábanos, cebolla, aguacate, chiles y orégano. Tampoco pueden faltar las tostadas para acompañarla. Cabe destacar que al igual que los colores de la bandera mexicana, existen variedades de este plato en verde, blanco y rojo.  

A lo largo del tiempo, los componentes del pozole han variado de acuerdo a los gustos de cada entidad de nuestro país, por ejemplo, en Guerrero se le añade tomate verde, en Jalisco cerdo y chile ancho, en Colima queso blanco, en Michoacán chicharrón y en las zonas costeras sardinas.

pozole

En épocas antiguas se acostumbraba comer el pozole en funerales.

Al ser la carne de res, puerco y pollo los ingredientes esenciales del pozole, es importante mencionar que la producción total nacional de la carne de bovino y porcino superan el millón de toneladas cada una, y la de ave los dos millones de toneladas, señalan los datos de la SAGARPA.