Te gusta

Tequila Cazadores, de los Altos de Jalisco para el mundo

Las ondulantes colinas de agave azul fueron la fuente de inspiración para que en 1922, don José María Bañuelos decidiera crear un tequila sin igual que deleitara a su familia y amigos. La arcilla roja de Arandas, Jalisco, y un ciervo que majestuosamente se posó entre los campos de agave en plena montaña, dieron nombre e imagen a este tequila de valientes: Tequila Cazadores.

Luego de varios años de buscar la fórmula adecuada para crear el tequila más rico de México, don José ocultó la receta entre las paredes de su casa. Cincuenta años más tarde, su nieto don Félix, liberó este secreto familiar y construyó la primera destilería comercial de Tequila Cazadores, en el mismo sitio en el que años atrás su abuelo había visto por primera vez al ciervo.

Receta original preservada en el tiempo

Elaborado 100 % de agave azul tequilana weber, Tequila Cazadores se realiza con gran cuidado y dedicación a partir de siete pasos, en un proceso totalmente sostenible que comulga con el objetivo de cero emisiones.

Su doble destilación, doble fermentación y un cuidadoso proceso de maduración, son supervisados por el maestro tequilero Jesús Susunaga, quien además de ser fiel a la receta original de don José María, ha logrado evolucionar el proceso de producción a favor de garantizar una operación completamente sostenible.

En 2015, la destilería de Tequila Cazadores en Arandas, Jalisco, recibió el reconocimiento como planta sustentable, debido a la variedad de iniciativas desarrolladas a favor de disminuir el impacto ambiental, tales como la reducción del 30 % de GHG (gases de efecto invernadero, 3719 ton CO2), la reducción de 11 mil toneladas de bagazo al año, así como la mezcla de bagazo al 45 % y chip de madera en 55 %.

Además, la destilería emplea biomasa como combustible para generar vapor, una mezcla de bagazo y retazos de madera de sitios autorizados que forjan una fuente de energía renovable, disponible en grandes cantidades y de bajos niveles de emisión a la atmósfera.

Tequila Cazadores elabora cuatro variantes que muestran al agave bajo distintas expresiones: Blanco, Reposado, Añejo, y su más reciente lanzamiento, Cazadores Añejo Cristalino, conforman una gama que permite satisfacer todos los gustos, desde los sabores más puros hasta las mezclas más sofisticadas.

Manny Hinojosa, embajador de Tequila Cazadores, recomienda usar una copa para vino blanco al degustar este destilado, ya que de esta forma los aromas y sabores serán mucho más expresivos y mostrarán el verdadero carácter del agave.

Conoce más en cazadores.com

Calificación de los lectores
.