Te gusta

Vinos de Croacia, el secreto europeo mejor guardado

 

Los vinos divinos de Croacia que llegaron a México para quedarse.

Croacia es un pequeño país, cuna de grandes vinos protagonistas de momentos históricos, perfectos para toda ocasión. Con su rica orografía, cuenta con prácticamente todas las zonas climáticas para la producción de vinos, hecho que muy pocos países pueden presumir. Hoy nos confirma su grandeza, siendo un Estado joven y al mismo tiempo milenario, especialmente cuando hablamos de su historia y tradición vinícola, la cual data por lo menos desde el siglo VI a. de C.

Es así que Vita de Vie, empresa mexicano-croata, presenta a Croacia y sorprende con Miraz, un vino concebido por FeraVino. Esta bodega, joven como su nación, posee 156 hectáreas de gentiles viñedos en Krndija, donde la uva Frankovka es “la reina del viñedo” y el “negro” tesoro de Eslavonia.

FeraVino, orgullosa empresa croata, claramente nos demuestra el conocimiento y la tradición que lleva en su corazón, sabiendo conjugar el poder de la naturaleza y el conocimiento para lograr un vino digno embajador de esta pequeña (y a veces olvidada y desconocida) región del mundo. 

croacia2

Historia y pasión croata

Miraz, como todos los vinos de Croacia, está lleno de historia y de historias; de nosotros, de sus fértiles tierras, de cultura y costumbres, pero sobre todo de un amor sin final. Así es Miraz Frankovka, un vino poderoso, robusto y elegante, que debe ser tratado con respeto para mostrar todo su esplendor, siendo resultado del amor entre el hombre, el sol, el agua y la vid, belleza y dulzura de esta noble tierra croata cuna de grandes vinicultores.

Este vino es producto de la riqueza del suelo, rocío matinal, rebosantes frutos, manos callosas trabajando, ansiedad, expectativa y esperanza… Todo para sentir el alma suave del pueblo croata, la presencia del roble centenario y la brisa del cálido verano, contrastante con el gemir de las mañanas congeladas al romperse el hielo y la escarcha en el viñedo. Como todos los vinos de Croacia, conjuga el tiempo sin tiempo, la tradición y la actualidad.

croacia3

Miraz Frankovka es el vino con el que México le da el sí a Croacia: primer vino divino que en su momento nos quitó el aliento y nos llenó, junto con esta nación, de esperanza, de fe y de amor. Confirmando que esta bebida es protagonista siempre de las mejores historias, que hoy presenta un pequeño país con un gran corazón y un alma de acero.

El sueño de un croata que al llegar a México decidió compartir lo más valioso de su amada tierra y no se equivocó: los vinos divinos de Croacia que llegaron a para quedarse.

Patricia Velasco Smith

Dirección general Vita de Vie

Calificación de los lectores
.