1

Morton’s, una cápsula del tiempo

Hasta hace poco, en los 74 restaurantes Morton’s de todo el mundo, lo único que se escuchaba era la música del legendario Frank Sinatra, un asiduo comensal del primer Morton’s en la ciudad de Chicago que hizo famoso su corte porterhouse y que otorgaba siempre las más generosas propinas.

Hoy la tradición continúa, y en la avenida de las Palmas 405, Col. Lomas de Chapultepec, se asienta como una exquisita cápsula del tiempo en la que los cortes añejados en húmedo desfilan junto al mac and cheese predilecto del último inquilino de Los Pinos. El secreto de la casa es pedir cualquier corte al “estilo Óscar”, con carne de cangrejo, espárragos y salsa bernesa… Fly me to the moon, Morton’s!