Te gusta

Agrega un toque especial a los alimentos básicos

Visitar el supermercado en estos días puede ser toda una aventura. Desde las grandes filas hasta la duda de si vamos a encontrar todo lo que estamos buscando son algunas de las razones por las que muchas veces aplazamos nuestro viaje a ese lugar en el que conseguimos la comida de los próximos días, pero que, en esta situación, es un compromiso impostergable.

En los últimos días, hemos visitado varios supermercados para darnos cuenta de cuáles son los productos más demandados y cuáles son los primeros en desaparecer de los anaqueles día a día. Por eso te sugerimos cuatro preparaciones sencillas que puedes hacer con los productos que casi siempre están disponibles en cualquier lugar.

Focaccia

Si te gusta el pan, los más probable es que en tu despensa ya tengas harina, levadura y aceite de oliva. Este pan italiano es perfecto como complemento o guarnición de cualquier platillo y puede elevar la experiencia de comer en casa con poco esfuerzo.

Esta masa de tres ingredientes se puede trabajar con las manos y no necesita muchos cuidados; una hora basta para leudarla y se hornea en una charola con tus ingredientes favoritos: es infalible.

Crema de vegetales

Cuando la cebolla caramelizada se mezcla con jalapeños, ejotes, elotes, champiñones, palmitos o prácticamente cualquier vegetal enlatado, todo mejora. Este sofrito molido es la base perfecta para una crema de vegetales que podría engañar a cualquiera.

Un poco de nueces, hierbas y aceite de oliva son la terminación perfecta para un platillo básico, hecho con ingredientes aún más básicos, pero delicioso.

Kanji de arroz

Un poco de arroz sobrecosido en fondo de pollo es una comida completa con muy poco esfuerzo. Lo puedes aderezar y complementar con cualquier preparación: desde salsas hasta carne asada; las posibilidades son infinitas.

Además de ser un platillo muy saludable y rendidor, podrás poner a prueba tu creatividad culinaria cuando te enfrentes a un plato de kanji en blanco.

Frijoles con tocino

Otra gran oportunidad para aprovecha la magia de los alimentos enlatados, y de llevarlos al siguiente nivel, es mezclar tocino con pimientos y frijoles de lata, un producto que, si bien ya es nutritivo, al mezclarse se puede hacer una comida completa.

Mezclado con papas rostizadas, arroz o una pasta, esta preparación se convertirá en tu favorita cuando necesites sentirte en casa.