Te gusta

Alemania: más allá del muro, la fuerza de los vinos

Esta región de Europa central es una de las más importantes en la actualidad. Su estabilidad política y social es el reflejo de los grandes aprendizajes que obtuvo después de las guerras, campos de concentración y su unificación posterior a la caída del muro de Berlín.

Hoy en día podemos disfrutar de una Alemania llena de vida, con un re-conocimiento de lo propio y una internacionalización que cada día se refuerza con la presencia de figuras notables en la moda, como Karl Lagerfel (director de Chanel), Jil Sander, Tomas Mair (de la firma Bottega Venetta) y Wolfang Joop (de la casa Wunderkind), o de maravillosos filmes que marcaron pautas en la filmografía universal como El gabinete del Dr. Caligari, Metrópolis, El tambor, Las alas del deseo, de Win Wenders, la Vida de los otros (nominada al Oscar en 2008) o la ganadora de la palma de oro en Cannes 2010, El listón blanco.

Qué decir de los grandes personajes de la literatura y la filosofía como Karl Marx, Friedrich  Nietzche, Emmanuel Kant, o el dramaturgo Johann Wolfgang Goethe. De sus grandes músicos y compositores como Johann Sebastián Bach, Wolfang Amadeus Mozart, Ludwig van Bethoven… y si nos ponemos en un tono más popular y contemporáneo los precursores de la música electrónica como Kraftwerk.

Alemania ofrece para todo el mundo el famoso Oktober Fest y su gran variedad de cervezas; el Festival Internacional de Cine de Berlín y sus codiciadas preseas: el oso de oro y de plata; la semana de la moda en Berlín; la primer y más antigua feria del libro como la Internacional de Frankfurt y no puede faltar el Festival del Vino Stuttgart.

Alemania-más-allá-del-muro-la-fuerza-de-los-vinos-2

Precisamente en este punto nos detendremos: el vino alemán, figura de talla internacional. ¿Has probado con frecuencia estos vinos? ¿Has detectado sus características? ¿Sabes cuántos vinos alemanes se encuentran a nuestro alcance?

Los vinos originarios de las tierras germánicas parecen estar muy lejos de nuestros paladares y es que, desde mi punto de vista, no han sido del todo posicionados en el mercado como los tradicionales franceses, italianos o españoles.

Uno pensaría que la calidad de los vinos alemanes no marcaría gustos ni definiciones. Sin embargo, debido a la ubicación geográfica de Alemania, nos obligamos a voltear hacia sus viñedos para dejarnos seducir por el clima frío y sus uvas ácidas. El tiempo gélido del norte de Europa hace difícil la maduración de la uva, defecto que se compensa buscando los emplazamientos con mayor insolación. La mayoría de los viñedos alemanes se encuentran ubicados al oeste y al sur del país, siguiendo los recovecos de valles fluviales, en particular de río Rin y sus afluentes. Las mejores laderas, elegidas por la insolación y la proximidad a los ríos, gozan de un microclima que favorece un calor constante, lo cual permite una mejor maduración de la uva.

Alemania produce esencialmente vinos blancos, representan más del 80 % de los viñedos. La variedad más popular de la región es sin duda la Riesling, seguida por la Müller-thurgau que es una mezcla de  de Riesling y Sylvaner.

Alemania-más-allá-del-muro-la-fuerza-de-los-vinos-3

Las regiones que destacan en la producción de vinos en Alemania son doce y de ellas podemos distinguir cinco:

Rheingau

Se ubica junto al río Rin, cerca de Frankfurt. Es la región donde se elaboran los vinos más prestigiosos y por ende con un precio más elevado.

Rheinhessen

Situado en ambas riberas del río Rin y cercano a la desembocadura del río Nahe. La temperatura de la que gozan estos viñedos es más elevada, lo cual favorece la maduración de la uva. Principalmente se cultiva uva blanca y ahí se encuentran los pueblos productores de mayor renombre alemán: Nierstein y Oppenheim.

Mosela, Sarre y Ruwer

Se trata de los nombres de los ríos en la frontera con Luxemburgo, al norte de Coblenza. Los viñedos situados sobre sus riberas hacen de su suelo un terreno rico en minerales. Se obtienen los mejores vinos de la variedad riesling.

Renania

Se extiende en la ribera derecha del río Rin, con la frontera francesa al sur. Es una de las zonas más importantes, la cual disfruta de uno de los microclimas más cálidos del viñedo alemán y de suelos muy variados.

En esta zona el vino tinto va ganado importancia en el gusto de los consumidores.

Baden

Esta zona se ubica en la ribera derecha del río Rin y el lago Constanza, se trata de un viñedo con buena exposición al sol, su clima ayuda a tener vinos más redondos y ricos en alcohol que en otras regiones de Alemania. Se cultivan actualmente seis variedades de uva blanca que cubren el 92 % de los viñedos: Müller-thurgau, Spätburgunder, Ruländer, Gutedel, Riesling, Weissburgunder y Sylvaner.

En el mercado alemán se comercializan dos tipos de vinos, los que han sido chaptalizados (que se les agrega azúcar) y los que no. Estos últimos son los llamados Qualitätwsein mit Prädikat, que significa vino de calidad  con distinción o con honores.

De acuerdo con el contenido de azúcares, los vinos se clasifican en Kabinett, Spätlese, Ausese, Beerenauslese, Trockenbeerenauslese (que debe su concentración de azúcares a la congelación natural de uvas) y Eiswein. Esta clasificación motivó la búsqueda de cepas que maduraran fácilmente, que produjeran gran cantidad de azúcar, pues es precisamente ésta lo que determina, de menos a más, la calidad de los vinos.

Este tipo de clasificación y divisiones del vino surgió  cuando en 1971 se concretó la Ley que sólo valora la cantidad de azúcar en la uva y de este punto parten todas las características del vino alemán.

Los vinos Kabinett y Spätlese en general son ligeros y elegantes, con un grado de alcohol que ronda el siete por ciento, que equilibra con acidez el dulzor. Los Auslese son más secos y contienen más alcohol. Los Beerenauslese que significa uvas seleccionadas, se refiere a vinos  producidos con uvas generalmente deshidratadas por la botritis que es un hongo que ataca a los racimos muy cercanos a la maduración. Todas las demás clasificaciones son dulces, excepto los vinos Eiswein (que se hacen por la congelación de la uva) que pueden tener un nivel de azúcar menor.

Otro vino con una penetración cada vez mayor en el gusto de las personas es el espumoso, mejor conocido como el Sekt. Éste debe producirse por medio de una segunda fermentación, con 10 % de alcohol como mínimo.

En los últimos años, los alemanes se han posicionado entre los cuatro mayores consumidores de vino en el mundo y el 47 % de los vinos que se destapan son originarios de los viñedos cultivados en suelo alemán.

Con estas cifras podemos entonces acercarnos a las botellas de vinos blancos y disfrutar de su dulzura o acidez. Es momento de viajar por esta región a través del paladar y reconocer que los climas gélidos tienen su encanto en la producción de vinos.

Lassen Sie uns mit deutschem Wein, der Gesundheit, toasten! (Brindemos con vino alemán, ¡salud!)

Alemania-más-allá-del-muro-la-fuerza-de-los-vinos-4