1

Algunos datos para entender los vinos de la D.O. Rueda 🍃

Ahora que estamos en casa, es excelente momento para redescubrir los vinos de Rueda, una Denominación de Origen española poco conocida a nivel general pero sumamente valorada por los amantes de los vinos blancos (aunque desde 1998 destacan  también los tintos y los rosados)

La D.O. se localiza en la Comunidad de Castilla y León, y fue certificada en 1980, gracias al incesante trabajo que realiza con la uva Verdejo. Los tres pilares que distinguen a los vinos de esta región son su varietal insignia, su clima continental y sus suelos cascajosos. 

Rueda cuenta con 74 municipios, en los cuales se producen cerca de 100 millones de litros de vino en poco más de 8 mil hectáreas. Se encuentra en la depresión del Duero a una altitud promedio de 800 msnm. 

Los vinos de Rueda suelen ser jóvenes, frescos y de excelente acidez, la cual se adquiere  gracias a la importante altura a la que se encuentran los viñedos. Se trata de vinos estructurados, de muy buen gusto y peso en boca debido a la naturaleza de la uva. 

Se caracterizan por ser en su mayoría de color verde dorado muy brillante y por contener una ligera nota anisada, la cual marida muy bien con pastas y platillos de buen nivel cítrico, por lo que la comida mexicana de las costas le va de maravilla. 

Aquellos que tienen soporte sobre lías, desarrollan un gusto más sedoso y notas a mantequilla, nueces y bollería, lo que los hace muy buenos para platos de mayor estructura. 

En la D.O. se elaboran vinos de seis varietales distintos, a partir de las uvas Sauvignon Blanc, Viura, Palomino, Viognier, Chardonnay y, por supuesto, la Verdejo de Rueda, que debido a su particular expresión se ha ganado el lugar de reina en esta zona. 

Entre sus vinos más conocidos en México destacan: 

  • Rueda Verdejo: se elabora con 85 % de uva Verdejo y 15 % de Sauvignon Blanc. 
  • Rueda Sauvignon Blanc: está compuesto 85 % de Sauvignon Blanc y 15 % de Verdejo.
  • Rueda Pálido: de uva Palomino, su elaboración se desarrolla a partir de la crianza biológica. 

La D.O. se encuentra dividida en tres regiones: Valladolid (80 % de producción en una región más cercana al río Duero), Segovia (con apenas 17 bodegas) y Ávila (donde sus cuatro bodegas se localizan a mayor altitud). 

Los vinos de Rueda nos gustan por ser versátiles, fáciles de tomar y muy frescos. Te recomendamos echar ojo a la Guía de Vinos 2020 para descubrir algunas de las bodegas más atractivas de esta región española. 

_____________

#QuédateEnCasa 🧡