1

¿Cómo tener un bar en casa?

Crear una bar en casa puede parecer una tarea desalentadora y costosa; imagínalo más como un maratón que como un sprint y diviértete al hacerlo. 

Diseñar este espacio especial para invitados debe ser divertido, ya que puedes llenarlo de componentes que utilizarás en tus eventos con amigos y familiares, reflejando tus gustos personales en cada bebida. Aquí una guía para empezar:

  • Elige tu presupuesto: puedes establecer tu rango mínimo, medio y máximo de presupuesto y sobre eso empezar a priorizar cuáles pueden ser esas selecciones que definitivamente no deben de faltar. Recuerda que tus gustos son el punto de partida sobre lo que necesitas tener.

  • Selecciona lo que te gusta: tener bebidas para impresionar a tus visitas sólo hará que termines gastando una fortuna y además evitará que las bebas con frecuencia. Mientras creas tu bar, no olvides que el primero que debe quedar encantado, eres tú.

  • Empieza en pequeño: muchas personas se enfocan en comprar todo lo que encuentran y luego no tienen dónde colocarlo, así que una forma inteligente de comenzar es yendo en pequeño y crecer gradualmente, haciendo compras inteligentes.

Conforme te sientas más cómodo mezclando bebidas, expande tu menú e incluye nuevos y emocionantes cocteles a tu repertorio.

Destilados

  • Whisky: ideal para beber derecho o para realizar cocteles clásicos. Teniendo sus variantes como bourbon, Tennessee, escocés, irlandés, canadiense y japonés, se abre un panorama de posibilidades para preparar una gran bebida.
  • Gin: es uno de los destilados populares para muchos cocteles, así que definitivamente es importante tener una buena selección. Algunos muestran toques de enebro de forma amplia y otros pueden ser más complejos, ofreciendo una variedad de toques herbales y notas botánicas.
  • Ron: este espirituoso caribeño con toques de melazas es muy flexible dependiendo de su estilo y profundidad; selecciónalo según el tipo de mezcla a preparar.

  • Vodka: un excelente destilado versátil para diferentes preparaciones, tiene sabor y aroma ligero, lo que le da la facultad para ser acompañante de diferentes cocteles. Puedes elegir también entre opciones de vodkas saborizados e infusionados u optar por crear el tuyo.
  • Tequila y mezcal: en definitiva, son de los destilados importantes a tener en la lista, no pueden faltar en los básicos para un bar en casa en México. Dependiendo de su perfil serán ideales para una gran diversidad de preparaciones o para disfrutarlos derecho.

Herramental

Desde principiante a bartender novato, debes tener:

  • Shaker: la mayoría de las bebidas son shaken o stirred. Los shakers trabajan de manera fantástica agregando una perfecta cantidad de frío, desde un shot a un coctel.

  • Colador de gusano: sin duda vas a necesitar una de estas curiosas herramientas para poder colar todo el hielo o pulpa de la bebida antes de su consumo.

  • Jigger: la preparación con exactitud es muy importante, por lo que esta herramienta es útil para poder medir el alcohol de tu selección, permitiendo que tus bebidas se preparen con consistencia cada vez.

  • Cuchara mezcladora: se trata de una cuchara larga y delgada que te ayudará a mezclar cual- quier coctel de forma eficiente, sin crear ruptura ni generar falta de brillo y opacidad en la bebida.

Los básicos

  • Garnituras: agregar un toque decorativo dependerá del tipo de bebida que prepares. Algunas suman algo útil y hasta comestible a la bebida generando armonía, así que no dudes en desplegar tu imaginación.

  • Cristalería: puede ser tan barata o cara como desees, lo cierto es que el precio dependerá del material, diseño y forma. Sin embargo, no se puede preparar el perfecto coctel y quitarle el glamour sirviéndolo en un vaso rojo de plástico; es necesario invertir al menos en una selección básica de cristalería que incluya vasos y copas tipo martini, old fashion, coupe, highball, tarros, pintas y copas para vino.

  • Hielo: es uno de esos elementos poco valorados en el momento de un coctel, así que presta especial atención en su calidad, ya que puede romper la armonía de tu inversión.

  • Almacenamiento: si empiezas planeando, basándote en un presupuesto y un objetivo, sin duda no tendrás problema de dónde colocar lo adquirido. Parte de empezar en pequeño o grande también es planear dónde se desarrollará el espacio que te permitirá almacenar de forma adecuada sin desbordarte.

  • Antes de beber, hay que leer: un libro profesional de coctelería nunca puede faltar en tu anaquel o si eres más del tipo de explorar, existe un sinnúmero de sitios y aplicaciones que proporcionan recetas clásicas y modernas para poder hacer uso de toda tu selección.

Recuerda que crear tu bar en casa puede ser un maratón mas no un sprint, así que elige cuáles son tus gustos, tu presupuesto, tu espacio y sobre eso empieza a adquirir lo que necesites sin olvidar disfrutar del proceso con una buena bebida.