Te gusta

El Bloody Mary es perfecto para los domingos y nos lo estamos perdiendo + receta 🍹🍅

Los domingos son para levantarse tarde, desayunar algo goloso y reconfortante, ponerse al día con la familia y, ¿por qué no? prepararse algo diferente y beberlo con la tranquilidad con la que pasan las horas. El Bloody Mary es el trago perfecto para eso.

La forma de hacer un Bloody Mary es tan personal como la de hacer un Martini. Los puristas no usan nada más que salsa picante embotellada, salsa inglesa, sal y limón para condimentar la mezcla de jugo de tomate con vodka. Pero todo, desde almejas hasta jugos de vegetales, se valen cuando se trata de hacer el trago perfecto. Pero, ¿qué hace a un Bloody Mary, perfecto y cuál es la historia que hace a este famoso coctel ideal para el brunch del domingo?

 

Evolución lógica de sabores

Hablar de la invención del Bloody Mary es un laberinto sin salida y es que no se sabe a ciencia cierta de dónde salió, ni quién fue el genio que sirvió el primero. Sin embargo, es un hecho que su surgimiento es producto de una evolución lógica de los sabores que buscaban los ávidos bebedores de la década de 1920.

Se cree que la costumbre de tomar jugo de tomate por las mañanas la inició Louis Perrin (bartender parisino) cuando se quedó sin jugo de naranja y a sus clientes pareció gustarles la novedad, por ahí de 1917. Algo que es seguro es que, en la década de los treintas, ya se tomaba este jugo mezclado con vodka. Fue Fernand Petiot (otro bartender francés) quien convirtió la mezcla en una sensación mundial.

 

 

Siempre con apio

Una búsqueda del coctel en internet revela que es inimaginable servirlo sin un tallo de apio como garnitura. Supuestamente, esto se convirtió en costumbre durante los años cincuenta en un bar de Chicago. Se cree que alguna celebridad pidió un tallo de apio para mezclar su coctel en ausencia de removedores. Era cuestión de tiempo para que los demás clientes copiaran la idea.

 

 

El Bloody Mary es un gusto adquirido. Sus sabores fuertes, el picante y un nivel de alcohol considerable lo hacen un trago con mucha personalidad. Lo cierto es que es fresco, fácil de hacer y tiene un aire de sofisticación que recuerda a otros tiempos. Definitivamente vale la pena darle una oportunidad. 

Al fin y al cabo, es domingo. No hay prisa. 

_______________

 

Bloody Mary

  • 1 ½ oz de vodka
  • 2 ¼ oz de jugo de tomate
  • 1/3 oz de jerez Amontillado
  • 1/3 oz de jugo de limón amarillo
  • ¼ oz de jarabe natural
  • 2 pizcas de sal de apio
  • 3 pizcas de pimienta negra
  • 8 gotas de salsa picante
  • 4 golpes de salsa inglesa

Técnica: roll (dar vueltas en el shaker en vez de agitar)

Garnitura: escarcha el vaso con sal de apio y decora con tallo de apio y jitomate cherry.

Preparación: mezcla todos los ingredientes en un shaker con hielo, mezcla y sirve en un vaso alto lleno de hielos.