Te gusta

Boom SuperSonic volará a cualquier parte del mundo en 4 horas

Boom Supersonic quiere revivir el sueño supersónico – que se detuvo con la partida del Concorde hace casi veinte años- de volar en máximo 4 horas y a un precio menor a 100 dólares. 

Boom Supersonic es el primer paso de un plan a largo plazo de realizar vuelos baratos y rápidos a cualquier parte del mundo en un lapso de 4 horas o menos solo por una fracción de precio que se sitúa en 100 dólares. El avión supersónico que han presentado sería tres veces más rápido que los aviones comerciales más utilizados.

Entrevistado por CNN, Blake Scholl, fundador y director general de Boom Supersonic, compartió que los objetivos de su empresa eran completamente diferentes a los del desaparecido Concorde; que cobraba 12.000 dólares por un viaje de ida y vuelta en los años 90.

El proyecto considera lanzar su prototipo XB1, para volar a finales de este año y tener una fábrica en EU para el 2022. En el año 2023 esperan contar con el Overture, un avión comercial, y volarlo para el 2026. Este avión volará a 88 pasajeros y tendrá más de 500 rutas, en su mayoría transoceánicas.

Además, Boom Supersonic anunció una colaboración con United Airlines; quienes comprarán 15 aviones modelo Overture con el plan de que en 2029 estén en la flota y volando pasajeros.

 

Avión ecológico

La empresa tiene como objetivo construir un avión “neutro en carbono” desde cero; que utilice combustibles alternativos que aprovechen la misma cantidad de carbono que se emite durante el vuelo.

___________________________________________________

“Lo que se hace, básicamente, es absorber el carbono de la atmósfera, licuarlo en el combustible del avión y ponerlo en el avión”, aseguró Scholl.

___________________________________________________

Experiencia a bordo

El avión comercial Overture ofrecerá un ambiente interior de tranquilidad, comodidad y productividad desde el despegue hasta el aterrizaje; así como vistas inigualables con la oscuridad del espacio arriba y la curvatura de la tierra abajo, navegando a 60,000 pies.

Los pasajeros contarán con grandes ventanas personales y acceso directo al pasillo en un entorno de comodidad; mientras que la reducción del tiempo de vuelo permitirá disfrutar más el trayecto.

Blake Scholl y Boom SuperSonic tienen claro su objetivo: cambiar para siempre el destino de la aviación comercial.


Etiquetas

Boom Supersonic