Te gusta

Brasil 2014. La fiesta más grande está por comenzar

Por: Anilú González

El próximo mes, el mundo se convertirá en un balón de fútbol; todos dirigirán sus miradas hacia un país en Sudamérica, donde la pasión se desbordará en todas sus ciudades. Brasil, sede de la Copa Mundial de la FIFA 2014, será anfitrión de cientos de futbolistas que buscarán llevar la gloria a su selección, donde miles de fanáticos y turistas estarán ansiosos por ver uno de los eventos deportivos más esperados en el orbe.

Tras establecer el criterio de la rotación continental para elegir al país anfitrión, Joseph Blatter, presidente de la FIFA, designó a Sudamérica como sede del Mundial 2014. Sólo Brasil y Colombia presentaron su candidatura, pero este último se retiró en diciembre de 2006, dejando así a Brasil como único postulante. El 30 de octubre de 2007, la FIFA designó oficialmente al país de la verdeamarelha como sede para el gran evento. Además de haber sido uno de los candidatos para organizar Copas del Mundo anteriores (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010), Brasil recibió el apoyo de las Federaciones Sudamericanas de Fútbol, lo que lo convirtió en uno de los favoritos para albergar el torneo. No olvidemos que históricamente es la selección más poderosa, pues es la única que ha ganado cinco veces el trofeo como mejor del mundo, por lo que ya merecía organizar un Mundial, después del trágico 1950, en donde su selección perdió la final ante Uruguay en uno de los estadios más emblemáticos del balompié.

Para el medio deportivo, la Copa Mundial de Futbol es significado de fiesta y espectáculo. Durante un mes, los ojos del mundo se centran en un balón y pies llenos de talento que buscan deslumbrar con grandes jugadas e historias que harán gritar y llorar a los fanáticos. Serán 32 selecciones plagadas de estrellas que cada fin de semana brillan en las mejores ligas del mundo, quienes buscarán conseguir el tan anhelado trofeo, que desde 1930 se disputa entre las selecciones afiliadas a la FIFA, con el fin de “fortalecer la paz permanente y verdadera y unir varias naciones en pos de un objetivo común”.

Mundial, turismo, ingresos y mucha diversión

Pero no sólo el mundo del deporte se vuelve a ver este evento que cada vez acapara más atención, pues el medio financiero, social y político también se ven involucrados, ya que representa una oportunidad de crecimiento no sólo para el país sede, sino también para las selecciones participantes, pues el turismo es una fuente importante de ingresos, los derechos de televisión y patrocinadores dejan impresionantes ganancias y además, crea empleos. Pero también genera grandes gastos que pueden significar el inicio de una grave crisis económica para el país organizador, al dejar a su economía vulnerable, endeudada y con muchos problemas a nivel social, pues los habitantes son los menos beneficiados con las “inversiones”  que hace el comité organizador.

En lo cultural, sin duda es una mezcla interesante de tradiciones, costumbres, ideologías, gastronomía, idiomas, colores y más. Brasil abre la puerta al mundo para que conozcan sus místicas caipirinhas, para que se deleiten con un delicioso churrasco, para que se muevan al ritmo de la samba, para que visiten sus hermosas ciudades que día con día crecen más y para que disfruten de sus hermosas playas.

La selección brasileira

Para el país sudamericano, el fútbol ocupa un lugar de honor; aunque son apasionados a otras disciplinas, no hay ninguna otra que sea tan venerada como el “deporte rey” en Brasil.

“La canarinha”, como se le conoce a su selección de fútbol, ha dado a los mejores exponentes del balompié mundial. Jugadores como Garrincha, Zico, Sócrates, Bebeto, Cafú, Ronaldo, Ronaldinho, Roberto Carlos, y el más grande de todos, el Rey Pelé, han dejado un legado impresionante y han hecho disfrutar a los amantes de este deporte con su jogo bonito.

El fútbol brasileño produce nuevos talentos fuera de serie; en la actualidad, figuras como Neymar, Dani Alves u Oscar Dos Santos hacen vibrar las canchas con su exquisita habilidad nata para jugar este deporte.

El gran gigante sudamericano

Con una superficie de 8.547.404 km2, Brasil es el quinto país más grande del mundo, por detrás de Rusia, China, Canadá y Estados Unidos. Tiene aproximadamente 190 millones de habitantes, que también lo hacen el quinto más poblado del planeta. Brasil ha experimentado un rápido crecimiento industrial; en la actualidad posee una economía moderna y diversificada. Casi una cuarta parte de la producción mundial de café procede de Sao Paulo, Paraná y Espíritu Santo. También es uno de los principales productores de caña de azúcar, ricino, cacao, maíz y naranja. Produce también grandes cantidades de soya, tabaco, papa, algodón, arroz, trigo y plátano.

La patada inicial del Mundial se dará el 12 de junio en el remodelado Estadio de Sao Paulo, que tiene capacidad para 65.000 espectadores. La gran final se llevará acabo el 13 de julio en el mítico y renovado Estadio Maracaná, en donde 80.000 personas verán levantar la copa al nuevo Campeón del Mundo.

Además de esos dos estadios, Brasil remodeló y construyó 10 recintos más. Ninguna de las ciudades sedes contaba con estadios que cumplieran los requerimientos de FIFA para organizar este evento, por lo que tuvieron que hacer un nuevo proyecto para cada ciudad. Fue así como decidieron remodelar la Arena Mineirao de Belo Horizonte, la Arena Baixada de Curitiba, el Estadio Castelao en Fortaleza, el Estadio Beira Rio de Porto Alegre y la Arena Fonte Nova en Salvador de Bahía. Mientras que el Estadio Mané Garrincha en Brasilia, la Arena Pantanal de Cuiabá, la Arena Amazonia en Manaus y el Estadio das Dunas de Natal, serán renovados en su totalidad. Solamente la ciudad de Recife contará con un estadio completamente nuevo, la Arena Pernambuco.

Se estima que se han gastado alrededor de US$ 20.600 millones en la construcción de estadios, aeropuertos, transportes y comunicaciones. Cada una de las sedes también ha invertido en hoteles, posadas y hostales que darán  capacidad para que se albergue cada visitante según sus necesidades y economía. Los hoteles de mayor lujo se pueden encontrar en la playa de Ipanema, en Río de Janeiro.

Costos para ir al Mundial

Viajar al mundial es un lujo que no cualquiera se puede dar, las entradas a los juegos van desde los US$ 200 y US$ 600 por partido. Para viajar desde México, existen varias empresas; te recomendamos que revises cuáles son las autorizadas por la FIFA y por la FEMEXFUT, que ofrecen paquetes con avión, hospedaje, transporte, recorridos turísticos y por supuesto, entradas a los partidos, todo esto desde $ 200 mil hasta $ 500 mil para los que buscan la experiencia V.I.P. 

En la Copa Confederaciones 2013, Brasil ya nos dio una muestra de lo que será el Mundial de Fútbol: hermosos estadios que unen la historia con la modernidad, nuevas e impresionantes construcciones preparadas para escribir nuevas aventuras, hoteles de lujo listos para recibir a los jugadores y aficionados, así como acogedoras ciudades que sienten el fútbol como ninguna otra y que muestran su calidez y alegría a cada uno de sus visitantes.

Los invitados ya están listos. Cristiano Ronaldo, Leonel Messi, Neymar  y muchos astros del balompié mundial ya nos esperan en Brasil 2014. Mientras llega el momento de viajar a este inolvidable evento, sigue aprendiendo sobre este paradisíaco país.