Te gusta

Café encantador

“Detrás de cada mujer triunfadora, hay una cantidad sustancial de café” Stephanie Piro.

Hoy me toca escribir sobre el café, tan aplaudido y tan satanizado. Es como los seres humanos: no es perfectamente bueno, ni perfectamente malo (pero a mí en especial, ¡me encanta!).

Cuenta la leyenda que Kaldi, un pastor de cabras, sacaba su rebaño a pastar por las abruptas laderas de Kaffa, en Abisinia. Un día sus animales se extraviaron y, tras mucho buscar, los encontró. No tardó en percatarse que los animales se hallaban en un estado de agitación extraña. ¿Sería por los frutos rojos de esos arbustos que estaban comiendo? Intrigado, un día decidió probar él mismo aquellas bayas.

Pronto notó que también estaba inquieto y esa noche le costó conciliar el sueño. El pastor lo contó en su pueblo, y el imán de una mezquita próxima se interesó por aquellos frutos silvestres. Decidió probarlos en infusión y comprobó que podía mantenerse despierto toda la noche. De esta manera, consintió dar la bebida a sus discípulos para que se mantuviesen despiertos durante la oración nocturna.

Las Bondades 

– Nos mantiene alerta por su contenido de cafeína, la cual actúa en el cerebro mejorando sus funciones: memoria, ánimo, vigilancia, energía, reacción, entre otras.
– Contiene diferentes nutrientes como riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina, además de muchos antioxidantes.
– Disminuye el riesgo de padecer diabetes y la posibilidad de sufrir enfermedades degenerativas.
– Protege el hígado de enfermar de cirrosis.
– Combate la depresión.
– Reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.
– Puede reducir la posibilidad de sufrir un infarto (al beberlo moderadamente).

Algunos datos interesantes sobre el café

– Es la segunda bebida más consumida en el orbe, después del agua.
– Se estima que a diario se beben entre 1.600 y 2 mil millones de tazas al día en el mundo.
– La saliva elimina la mitad del verdadero sabor del café.
– Sus efectos café disminuyen cuando se mezcla con leche.
– Los granos en realidad no lo son: se trata de semillas de fruta.
– Brasil es el mayor productor de café: produce el 30.16 % de la producción mundial.
– Los mayores productores en México son Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Puebla y Guerrero.