1

El café como nunca lo habías probado

E l café es una bebida que evoluciona año con año gracias a la insaciable necesidad de sus fanáticos por descubrir nuevas formas de disfrutarlo. El clima, la compañía e incluso nuestro estado de ánimo, determinan cómo queremos tomar nuestro café cada mañana, y es así que continuamente nacen otras maneras de extraerlo, servirlo y mezclarlo, todas ellas enamorando a cada vez más personas de sus aromas y sabores.

Nitro cold brew

Los orígenes del café extraído en frío son poco sofisticados, pero fueron suficientes para hacer de éste una moda que duraría por años, y llevaría a la dulce –y altamente cafeinada– bebida a estar en todos lados. Hoy al cold brew se le adiciona nitrógeno líquido, creando una especie de cerveza; es un proceso que produce burbujas y un final espumoso. El nitro ya se sirve en cafeterías de especialidad, pero estamos seguros de que pronto estará enlatado en los anaqueles de cualquier tienda.

Espresso tonic

Mientras que para muchos no es una sorpresa que el consumo de bebidas frías a base de café sigue creciendo año con año, algunos sí se sorprenderán cuando escuchen que hay personas que disfrutan de mezclar un shot de espresso con agua tónica helada. Esta alternativa del café frío apareció durante el verano pasado en Estados Unidos, cuyos baristas sostienen que al mezclar el café con agua tónica, se obtiene una bebida con un gran balance entre acidez, dulzor y amargor.

Espresso martini

Sin duda, un coctel que adquirió su fama durante los años ochenta y que hoy está de vuelta más fuerte que nunca, detrás de las barras y en las mesas de quienes no le temen a la taquicardia. La combinación es tan sencilla como polifacética; el sabor de un espresso martini puede variar según el origen del café, la marca del vodka y del licor de café, así como la cantidad de azúcar que se utilice. Un trago con mucho estilo y que tiene un lugar bien merecido entre los clásicos contemporáneos de la mixología.

Carajillo

La costumbre que nació de la tradición española de mezclar el café con un licor (que se dice se hacía para ahorrar tiempo antes de la batalla o el trabajo por la mañana), es hoy una de las prácticas más populares de la sobremesa mexicana. A pesar de que está presente en todo el mundo, la versión nacional se suele preparar mezclando un licor de hierbas español, famoso por su cantidad de azúcar, con una carga de espresso sobre hielos, resultando un trago complejo y estimulante.

Se pronostica que el 2020 será un gran año para la industria del café, gracias a la cantidad de jóvenes que lo descubrirán, a la exigencia de los consumidores por soluciones sustentables, así como a la ampliación en los menús de muchas cafeterías independientes y la experimentación de nuevas técnicas interesantes por parte de los nuevos baristas que se integran a la industria. Este es, sin duda, un buen momento para adentrarse en el universo de esta bebida.