1

Calidad, diversidad y etiquetas selectas: LIPP La Brasserie

Muchos piensan que el corazón de un restaurante está en su cocina. La verdad es que gran parte se encuentra en la cava, entre corchos y cajas.

LIPP La Brasserie es uno de los grandes restaurantes parisinos que llegó a México hace algunos años y se instaló en el Hotel J. W. Marriott para ofrecer mucho más que una exquisita cocina alsaciana: este lugar resguarda una de las cavas más complejas y sorprendentes de todo México.

En un restaurante, el 40 por ciento de sus ingresos se debe a las ventas de su barra y su cava, esto representa un fuerte compromiso para aquellos negocios que se esfuerzan por ofrecer sólo lo mejor. La cava de LIPP La Brasserie, que más que ser grande en dimensión, es vasta en propuestas, ya que está integrada por cerca de mil etiquetas, más de 3500 botellas en existencia, provenientes de 12 países de distintas latitudes. Dichas botellas son elegidas por las manos expertas del equipo de sommeliers del restaurante que encabeza Miguel Ángel Cooley.

Además de la gran selección de tintos y espumosos, la presencia de blancos y rosados es amplia y congruente con los deseos de su comensal. Entre las joyas destacan vinos franceses de los grandes châteaux de Burdeos, etiquetas Premier Cru y vinos exclusivos como Romane Conti y Vega Sicilia. También hay una importante representación de vinos muy interesantes, como los Tokay o del Piamonte.

Por supuesto, no podían faltar propuestas de Napa Valley; desde las más sencillas, hasta los grandes como Opus One y Screaming Eagle, así como un portafolio bastante amplio de vinos mexicanos.

_MG_9325

Impulsar la cultura del vino

Como bien sabemos, en México la cultura del vino crece año con año. De acuerdo con Miguel Ángel, esto se debe en gran medida a que en nuestro país los comensales son sumamente receptivos a conocer distintas expresiones del vino. Es por ello que a diferencia de otros países, en México podemos encontrar cavas donde la diversidad es la principal cualidad.

Una cava grande y bien nutrida, en la que la calidad supera la cantidad, es un gran motor para impulsar la cultura del vino en sus diversas expresiones. Retar al comensal con nuevas etiquetas, proponerle maridajes con vinos que desconoce o platicar con él sobre una región en especial, atrae su atención al mundo del vino.

El Club del Vino

Pensando en esto, LIPP La Brasserie ha creado el Club del Vino para aquellos comensales interesados y sus clientes distinguidos, el cual se caracteriza por ser un punto de encuentro para adentrarse en la cultura vitivinícola.

El Club del Vino ofrece la posibilidad de conocer, entender y degustar vinos muy especiales de distintas regiones alrededor del mundo. Entre sus actividades se encuentra una cata mensual en la que, además de una clase impartida por Miguel Ángel, se ofrece una cena maridaje en la que cada platillo es diseñado para acompañar a la perfección al vino.

Sumado a la dosis educacional, el Club del Vino permite disfrutar charlas con enólogos y catas dirigidas, así como beneficios, invitaciones a eventos privados, compras a precios especiales y compra de futuros.

LIPP La Brasserie también ofrece cursos de vino, los cuales se caracterizan por ser sesiones muy profundas que están orientadas cien por ciento a las necesidades e inquietudes del comensal.

Habrá que estar atentos de las sorpresas que van a preparar.

LIPP La Brasserie

Contacto: 5281.3434 / 5281.4245

Sitio: www.lipp.com.mx

Mail: [email protected]