1

Casa Taittinger brilla por sí sola

Con 771 años en el mercado, Casa Taittinger brilla y resplandece por sí sola, reconocida en todo el mundo y tomada por los conocedores.

Casa Taittinger es más que una bodega, es una casa o firma que con el paso del tiempo y trabajo duro se ha podido posicionar como una digna, joven y entusiasta empresa para corroborar que al consumidor moderno sigue apreciando la fineza y elegancia que sus champañas ofrecen.

Cronología Histórica

1204.- Durante las cruzadas, el Conde de Champagne, rey de Navarra, trovador y poeta, Thibault IV llevó consigo un tesoro: el ancestro de la viña Chardonnay.

1912.- Pierre-Charles Taittinger dirige un negocio de distribución y exportación de Champagne en Francia. Durante la primera guerra mundial, este joven oficial visita por primera vez el Chateau de la Marquetterie cerca de Epernay.

1932.- Pierre Taittinger se enamora súbitamente de esta propiedad y la adquiere, definiendo el estilo de la bodega. Taittinger, innovador y visionario, decide que la uva Chardonnay será la dominante de su marca -es la más cara para la elaboración del champagne.

1960.-Muere Pierre Taittinger trágicamente y su hermano Claude Taittinger se encarga de la bodega hasta 2005.

2005.- Venta del patrimonio de la familia.

2006.- Pierre –Emmanuel compra la bodega.

 Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 11.33.14

Bodega, cava y champaña

Hoy en día la bodega consta de 289 hectáreas: 45% de sus necesidades en uvas; 42% Pinot Noir, 17% de Pinot Meunier y 37% Chardonnay. El 70% es para exportación. Esta casa es joven entre las grandes marcas. Dirigida por Pierre Emmanuel. Tiene presencia en más de 100 países y tiene una producción de 6 millones de botellas por año.

La primer bodega se erigió en el Château de la Marquetterie (la Joya de la Champaña), construida en 1734 en el estilo Louis IV. Fue residencia del monje Jean Oudard, personalidad importante en el desarrollo de la champaña, ya que fue él quien descubrió el secreto de la fermentación de dicha bebida burbujeante. Tuvo la idea de cerrar las botellas con cera de miel para un cierre hermético, observó que esta melaza no dejaba escapar el gas carbónico de las botellas, haciendo que estas no explotaran. A su vez fue el primero en usar tapones de corcho para evitar que las botellas estallasen.

En 1760, durante la revolución, el Château fue propiedad del famoso poeta Jaques Cazotte, quien fue ejecutado en dicha lucha. Más tarde, durante la Primera Guerra Mundial, en 1915, el general Édouard de Castelnau tomó el Château como oficina central o cuartel durante la batalla, en donde organizaba y llevaba a cabo sus ofensivas.

Sus cavas, las únicas Crayeres de Saint Nicaise (cavas) de Champaña excavadas en la época galorromana a 18 metros de profundidad en un lecho o territorio calizo que se mantiene a 12° C todo el año, fueron construidas por los monjes en el siglo XIII. Localizadas debajo de los restos de la abadía, en el siglo IV sirvieron para esconder a los cristianos perseguidos. A su vez estas alojaban las cosechas de Comtes de Champagne Blanc de Blancs y el Comtes de Champagne Rosé, vinos creados para recordar al gran poeta y trovador Thibault IV.

Su primera añada se remonta a 1952, se elaboró con cosechas de varias explotaciones de la prestigiosa zona de Côte des Blancs. El proceso de elaboración del Comte de Champagne Blanc de Blancs y del Comtes de Champagne Rosé de Taittinger tiene la particularidad de ser producido únicamente cuando las vendimias son de muy buena calidad. La selección de uvas blancas Chardonnay provienen exclusivamente de Grands Crus, dándoles a estos Champagne el mejor sabor y revelando burbujas más finas y abundantes que forman una delicada corona de espuma, con aromas intensos, afrutados e intensos.

Para la elaboración del champaña sólo está autorizado emplear tres variedades de vid: el Pinot Noir, una uva negra que da cuerpo y longevidad, posee más taninos; el Pinot Meunier que es una variedad muy frutal, aporta a la mezcla aromas esplendidos, y la cepa estrella, el Chardonnay, uva blanca que produce un mosto suave y aromático, llamado frutoso.

El primer champagne de la propiedad en la historia de la marca fue el Folies de la Marquetterie, es un castillo en el corazón del champaña, elaborada sobretodo con uva Chardonnay propiedad de Taittinger, vendimiada en verde y procedente del viñedo de Folies, que rodea el castillo de la Marquetterie, cuna de Champán de la familia Taittinger. Sólo se seleccionan mostos del primer prensado, algunos de los cuales se vinifican en barril de roble, lo que sólo permite una tirada limitada. Vino elegante, fino y con un pasado con gran riqueza.

Las champañas de Taittinger tienen una presencia en más de 100 países alrededor del mundo, es la única champaña que se vende arriba de la torre Eiffel en Paris. Taittinger, tomada exclusivamente por Barack Obama y la Reina de Inglaterra.

Taittinger siguen siendo una casa que forma parte un selectivo de grupo de champagnes todavía dirigidos por la familia fundadora.

Captura de pantalla 2016-03-04 a la(s) 11.32.34

Otros Vinos de Casa Taittinger

Taittinger Reserve Brut: compuesto por 60% Pinot Noir y 40% Meunier y Chardonnay.

Taittinger Prestige Rosé: se deriva de un 70% de Pinot Noir y 30% de Meunier y Chardonnay

Taittinger Prélude Grands Crus: tiene 50% Pinot Noir y 50% de cepa Chardonnay.

El Brut Prestige Rosé nace de un ensamblaje meticuloso de diferente crus de Champagne provenientes de diversas vendimias, cada una teniendo un carácter especial. Este ensamble único (al cual se agrega un 12 y 15 por ciento de vino tinto natural) ofrece un resultado perfecto, seguro y encantador.

Elaborado exclusivamente con uvas clasificadas Grand Cru, el Prelude Grand Cru de Taittinger está presentado en una botella muy original e innovadora.

Cabe destacar que el champán de Casa Taittinger debe su gran reputación al respeto de las tradiciones familiares, que garantizan la búsqueda constante de la máxima calidad reflejada en la selección elegante y refinada de sus cepas. Prestigiada bodega que nos hace ver estrellas.