Te gusta

Cerveza y cocina, un nuevo binomio

Aquí hay un secreto: Todo aquello que estamos acostumbrados a preparar o acompañar con vino en la cocina, puede hacerse con cerveza.

Algunos de los mejores restaurantes del mundo lo saben y en los últimos años han buscado a las mejores cervecerías para que les elaboren su propia cerveza. Así ha sido con Noma, El Celler de Can Roca o Eleven Madison Park, por mencionar sólo los más famosos.

cerveza-sevillanos-andalucia--644x362

El objetivo es tener cervezas diseñadas especialmente para armonizar con el estilo de cada restaurante; aunque no es necesario estar en las mejores cocinas del mundo para acompañar la comida con cerveza.

Gracias a los distintos niveles de tostados de la mezcla de cereales, a la variedad e intensidad de sus lúpulos y las distintas cepas de levadura usadas, cada estilo tendrá aromas y sabores únicos para maridar un platillo. Desde un aguachile, un mole o hasta un postre, es posible hallar una cerveza que resalte sus sabores.

Para tener idea de cómo elegir los mejores maridajes aquí te decimos algunos consejos:

Entre nuestros maridajes favoritos se encuentran el de cerveza Pilsner con mariscos. Este tipo respeta el sutil sabor del mar y aumenta su frescura. También es altamente recomendable probar una American Pale Ale con tacos al pastor, pues la cerveza hará más intenso el sabor especiado de la carne mientras realza la piña y la salsa. Para una cerveza estilo Stout nada mejor que un brownie de chocolate, un maridaje que sorprende a muchos y enamora a todos.

bodegon-cerveza-y-queso

Recuerda que encontrar un maridaje perfecto es muchas veces un ejercicio de prueba y error, así que no dejes de intentarlo con diferentes estilos y platillos.

Y qué tal cocinar con cerveza…

Del otro lado de la moneda está el cocinar con ella. ¡Y claro que se puede! Imagina por ejemplo un estofado de res con cerveza. El calor irá desprendiendo el alcohol y parte del agua hasta crear una reducción de cerveza que armonizará con los jugos de la carne. La variación de sabor dependerá del estilo, por ello, puedes intentarlo con una Lager ligera para obtener un suave sabor de cereales o una Brown Ale, Black Lager, Porter o Stout para algo mucho más tostado e intenso.

Si decides cocinar con esta bebida debes saber esto: al cocinar con cervezas con mucho lúpulo, como las American Pale Ale o India Pale Ale es posible que se concentre el sabor amargo de esa flor y quizás no tengas el resultado esperado. La solución, en caso de que quieras intentarlo con esos estilos, es agregar un poco de azúcar a la mezcla de cerveza con la que cocinarás. Esto permitirá crear una especie de jarabe o caramelo.

Como ves, en la cocina la cerveza es una gran compañera. Ha llegado el momento de que te animes a maridar las cenas más importantes y prepares algunos buenos platillos.