Te gusta

Clubes para descubrir vino

No hay pretexto para no seguir descorchando vinos. En casa puedes recibir desde basics hasta novedades y etiquetas poco ordinarias. 

Mildred Daniel

La vieja normalidad nos alejó de las mesas de los restaurantes en las que, bajo cualquier pretexto y sin que fuera necesaria alguna ocasión especial, nos atrevíamos a probar nuevas etiquetas de vino por recomendación del experimentado sommelier a cargo del servicio. De repente, la responsabilidad de nuevos descubrimientos viticulturales recayó en el consumidor.

Si bien aún era posible explorar lo que los catálogos de tiendas de autoservicios, tiendas especializadas y distribuidores ofrecían con la promesa de llevarlo hasta la puerta del hogar, hacía falta el elemento sorpresa, el expertise del sommelier, la satisfacción de estar recibiendo en el servicio del vino, toda una experiencia.

No obstante, el aislamiento al que nos vimos sometidos abrió nuevas posibilidades y creó nuevos hábitos de consumo, mientras que algunos proyectos que ya habían nacido hace años, volvieron a brillar por su sugerente oferta en el aparador virtual de experiencias y por la garantía de abastecer hasta las más exquisitas cavas sin salir de casa. Hablamos de los clubes de vino.

¿Qué es un club de vinos? 

No nos referimos a los clubes presenciales en los que los amantes de este ámbito se reúnen para compartir hallazgos de etiquetas raras, o simplemente se juntan para descorchar varias botellas en el afán de maximizar la posibilidad de degustar diferentes vinos.

Más bien nos referimos a la modalidad de servicio a domicilio que desde hace algunos años comenzó a ganar terreno y que en estos tiempos nos vino como anillo al dedo. Formar parte de un club de vino puede mantener a sus suscriptores al tanto de las novedades de sus bodegas favoritas, o bien, ayudarlos a descubrir nuevas etiquetas, explorar diferentes estilos, uvas y regiones.

Club de vino: radar de novedades 

No hay exclusividad en un club si no existe una suscripción. Algunos la ofrecen mensual, trimestral o anual, por lo que podrás asegurar tu abasto seguro de vino y en tu cava nunca faltará una botella para toda ocasión.

Lo más memorable de esta modalidad es que puedes maginar que cada mes un personal shopper -en este caso un sommelier anónimo, pero muy experimentado- hace la selección de acuerdo con las tendencias del momento, el calendario cultural de festividades o influido por el entusiasmo de sus propios hallazgos.

En México existen varios clubes que ofrecen diferentes experiencias, algunas de vino mexicano y otras que prometen llevar hasta ti las novedades de este mundo, y no sólo en cuestión de etiquetas, sino que la mayoría de las membresías brindan a los suscriptores acceso a todo tipo de experiencias como catas y cenas maridaje.

En todos los casos, al hacer el pago de la membresía, el envío a tu domicilio está incluido en el precio sin importar en dónde te encuentres, pues es uno de los más grandes activos de estar suscrito. Regalar una suscripción a uno de estos clubes puede convertirse en uno de los más fantásticos y originales obsequios que otro apasionado del vino puede recibir.

Antes de suscribirte…

Debes considerar que en gustos se rompen géneros y que delegar la responsabilidad de tus hallazgos vinícolas a alguien que no te conoce puede ser arriesgado. Por ejemplo, podrías encontrarte con una experiencia limitada y quizá no recibir lo que esperas o lo que necesitas, no por su calidad, sino por tus preferencias.

Clubes de vino en México

Vinario

Es un proyecto que se describe a sí mismo como un club de vino simple que con cada botella comparte la historia de las etiquetas, la visión de quienes transformaron las uvas en un elixir único y que transmite los datos más relevantes de la tierra donde se desarrollaron.

Cada mes, dos botellas de vino de excelente calidad son elegidas personalmente por un grupo de expertos y conocedores que se aseguran de llevar a ti las propuestas “que todos los mexicanos deben probar”, ya sea porque están marcando pauta, conquistando paladares o ganando concursos. Su oferta promete también nuevos conocimientos sobre procesos, maridajes y los secretos del mundo del vino con cada envío.

__________________________
$ 950.00 por dos botellas al mes.
vinario.com | @vinario_

Vid mexicana

Este club ostenta tres membresías diferentes que van de dos a seis botellas mensuales de hasta dos bodegas diferentes; además, la suscripción abre la posibilidad a descuentos dentro de su tienda en línea, invitaciones a catas, talleres, viajes enológicos o a solicitar un servicio de cenas-maridaje a domicilio. Quizá el más grande beneficio que distingue a Vid Mexicana es que puedes conocer la selección del mes antes del envío, por lo cual tienes la posibilidad de decidir si te gustan o no las etiquetas para hacer un cambio de último momento.

_______________________________________
$ 850.00 a $ 2.350.00 / De dos a seis botellas al mes.
vidmexicana.com | @vidmexicana

Club del vino mexicano 

Este proyecto enfoca al 100 % sus esfuerzos en difundir la labor de las vinícolas de todo México con una cuidada selección de lo que sus expertos consideran los mejores vinos mexicanos. La suscripción otorga, como beneficio adicional, catas guiadas directamente por los productores, enólogos o sommeliers de las bodegas en cuestión. Sin embargo, a diferencia del resto, exige un compromiso mínimo de ocho meses en cualquiera de sus dos categorías.

_______________________________________
Plata (con tres botellas al mes) u Oro (con seis botellas al mes).
clubdelvinomexicano.mx | @clubdelvinomexicano

 

Al elegir el club de vino ideal para ti puedes inclinarte por uno que ofrezca marcas consolidadas, o bien, etiquetas raras, vinos Premium, vinos del mundo o vinos nacionales. Eso sí, hazlo siempre de acuerdo con tus intereses personales y déjate sorprender por los expertos que a distancia se esfuerzan por elegir sólo lo mejor para deleitar cada mes a más entusiastas del mundo vinícola.