Te gusta

Cocina del Reino Unido

La gastronomía británica es una fusión de otras culturas e ingredientes, reflejados en sus sabores, aromas y costumbres muy particulares. Al igual que otros lugares, comparte un gran placer: el de  sentarse a la mesa y engalanar al paladar con un festín.

Cuando pensamos en la comida del Reino Unido en el pasado, tal vez imaginamos grandes tablones de madera, panes rústicos, quesos enormes, mucha gente que trabaja en el campo y hace comercio en pequeñas plazas locales a campo abierto. Por el otro lado esta la grandeza, la riqueza, la monarquía llena de lujos y excentricidades. Si hablamos del Reino Unido sabremos que es una nación conquistadora, una potencia que a través del tiempo ha enriquecido su cultura adoptando costumbres, ingredientes y productos de los pueblos que ha dominado.

Bien es sabido que el imperio de Gran Bretaña colonizó Estados Unidos, Australia, parte de la India, parte de Sudáfrica y Nueva Zelanda. No es raro que haya enriquecido su industria mercantil con productos de estas regiones y por supuesto ingredientes que sin duda han dado distinción y carácter a su cocina.

Los invito a descubrir la gastronomía de Gran Bretaña y les aseguro que se sorprenderán. Empezaré contándoles un poco sobre sus costumbres culinarias.

El desayuno constituye la base de la alimentación para iniciar el día. Para los británicos la hora del lunch es básica y es que les permite tomar un alimento antes de las 14 horas, para seguir con sus labores. Las opciones incluyen ensaladas abundantes a las que se agrega pollo, jamón, quesos, pastas. Los sandwiches son de los más ricos, suelen prepararse con pollo, cerdo, ternera, atún, tocino, huevo y quesos extraordinarios. Las papas horneadas también son de lo más concurrido, éstas se sirven con mantequilla, ensalada alemana de col o ensalada de atún.

La cena se suele hacer en casa, con la familia reunida después del trabajo. El menú consiste en una entrada y un plato fuerte. De las preparaciones clásicas tenemos roast beef, pudding de Yorkshire, platos de carne acompañados con legumbres.

La comida rápida también es parte de esta cultura, uno de los platos mas emblemáticos de esta índole es el fish and chips, que consiste en filetes de pescado blanco (bacalao o abadejo) cubiertos con una mezcla de harina y levaduras que forman una corteza crujiente al freírse, se acompaña con papas fritas y salsa tártara, su presentación ya conocida es en cucuruchos de papel o cartón.

Para acompañar un desayuno, lunch y cena no hay nada mejor que un queso, determinante en la cocina de Gran Bretaña, los más emblemáticos son: stiltón, chesire o chester, chedar, caerphilly, leicester, wensleydale, gloucester.

Chesire o chester: El más antiguo de los quesos, se nutre de los pastos llenos de minerales de los campos de chesire, brindándole esa sal característica. De éste se desprenden 3 variedades más: el rojo, el azul y el blanco, su peso es de 50 libras aproximadamente, unos 25 kilogramos, cuenta con esa cremosidad que sólo este queso puede brindar.

Cheddar: De la época de los tudor, queso con notas avellana. Se popularizó en Estados Unidos de América y fue tanto su auge que este país supera la producción de Reino Unido. Desgraciadamente la producción en masa le ha brindado una calidad diferente a la pieza original.

Leicester: Es un queso que se adapta muy bien al tiempo del postre, de color rojo pardo, la forma imita la piedra de un molino, de notas y sabores dulces.

Caerphilly: Es un queso que cuesta trabajo cuajar por la humedad que lo caracteriza, carece de corteza y es de pasta suave, originario del país de Gales.

Gloucester: Originalmente se conseguían dos tipos, el simple y el doble; en el mercado actual sólo encontramos el segundo, de sabor y textura parecida al chesire, solo que éste posee aroma y sabor más pronunciados.

Wensleydale: Se encuentra en dos tipos, uno con corteza dura y grisácea que presenta pequeñas grietas azuladas y posee una vida más larga. El otro es de corteza grisácea pasta suave, cremoso. Ambos son herencia de las abadías de Yorkshire.

Stiltón: Considerado el mejor de los quesos ingleses, con una corteza grisácea, en el interior –si esta maduro– presenta arterias azules, puede que se encuentre joven, de color blanco. Pero su consumo preferente es maduro, ya que expone todas sus características.

Para finalizar mi texto, quiero hablarles de grandes personalidades de la culinaria británica que han divulgado y, sobre todo, han cambiado el panorama culinario sobre esta nación, logrando posicionarla en guías gastronómicas, programas internacionales de televisión y libros en todo el mundo. Los invito a conocer un poco de estos chefs que han iniciado este cambio.

Jamie Oliver

Con una trayectoria de 13 años, personaje mediático, su mayor labor en la culinaria inglesa es promover la comida saludable y rica, elaborada con ingredientes sencillos y de fácil acceso, así como recetas de muy fácil preparación.

Gordon Ramsay

Es el único chef  poseedor de 12 estrellas Michelin repartidas en sus 14 restaurantes, logrando tener 3 estrellas en uno solo. Protagonista en 3 programas de televisión y autor de 20 libros de cocina. Mundialmente, Gordon ya es una marca que sustenta restaurantes en Dubai, Tokyo y West Hollywood.

Heston Blumenthal

Es otro de los grandes chef que ha dado Inglaterra. Su cocina tiene influencia francesa, su restaurante The Fat Duck obtuvo 3 estrellas Michelin. También es protagonista de un programa televisivo llamado En Busca de la Perfección.

Ángela Hartnett

Es la primera mujer galardonada como el mejor chef de Inglaterra, premio también otorgado en otras ocasiones a Blumenthal. Esta chef mujer ha trabajado de la mano de Gordon Ramsay y ahora, por su esfuerzo y dedicación, ha sido reconocida en medio de un estrellato masculino.

Hace unas cuantas décadas era inconcebible que Inglaterra figurara dentro de guías gastronómicas, programas de tv y libros de cocina, y sobre todo que ofreciera una buena propuesta culinaria, pero gracias a la revolución que propiciaron estos chefs, el panorama culinario para este país es totalmente diferente y digno del reconocimiento mundial.

Sin duda Gran Bretaña sorprende con costumbres, texturas, olores y sabores únicos que seguro nos harán pasar un agradable momento. Una cocina que se ha enriquecido de ingredientes de la India, desde el masala, cardamomo hasta el té, un poco de ingenio francés para los postres y el refinamiento de la realeza para vestir las mesas de manteles largos, logrando ofrecer un excelente menú con sabores que nos sorprenderán. Los invito a abrir su mente para hacer disfrutar a nuestro paladar con los sabores de Inglaterra.

¡Buen provecho!