Te gusta

¿Cómo apreciar mejor una cerveza?

Los muchos estilos y categorías de cervezas que van desde las cervezas artesanales, muy variadas y complejas, hasta las cervezas Premium de las cervecerías industriales, bien ameritan ser apreciadas y por qué no catadas con atención. Al catador se le llama: Sommelier de cerveza o Cicerone.

La cerveza, al igual que todas las bebidas alcohólicas, también necesita de una temperatura exacta de cata, para degustarla en plenitud y que sus particularidades organolépticas se muestren en su totalidad. El recipiente, copa o vaso para catar la cerveza es igualmente importante, ya que de éste dependerá que todas las características se destaquen.

506581_27038934

Algunos elementos que buscamos notar durante la cata:

A la vista, es importante notar la cabeza, término que se utiliza para describir a las pequeñas burbujas llenas de bióxido de carbono, que se mantienen unidas por las proteínas de la malta. La espuma es igualmente importante y la cerveza debe de ser servida con ella para atrapar los aromas. Se debe notar también la claridad, ya que algunas cervezas se ven mejor presentadas filtradas, pero otras, dependiendo la decisión del productor, son turbias a propósito. El abanico de colores de la cerveza es muy variado, y dependerá de qué tanto se haya tostado la malta, esta gama puede ir desde un dorado pálido hasta un negro como la tinta. Otro punto que podemos ver son facilidad en la carbonatación, es decir la efervescencia del gas bióxido de carbono es suministrada por la levadura durante la fermentación.

A nariz, la variedad de aromas que emanan del líquido. Estos aromas pueden recordar los cítricos, flores o hierbas. También se puede encontrar notas de caramelo, cocoa, café, miel, galletas recién horneadas, todas estas notas dulces son producto de la selección de maltas de especialidad.

CATA-CERVEZA

En boca los sabores deben confirmar lo percibido en nariz, sumándose algunos recuerdos derivados de la fermentación como clavo, especias, plátano, fresa, manzanas, etc. Estos sabores se acompañaran de sensaciones gustativas tales como el dulce y amargo principalmente. Las sensaciones táctiles también se harán notar en distintas texturas como el cuerpo o densidad, agrios, cremosidad, astringencia, efervescencia… Además el balance, que es el juego que llevan entre sí el dulzor de la malta, el amargor del lúpulo, el contenido alcohólico, lo tostado y otros sabores.

En la vía retronasal, se debe poner delicada atención en los sabores y sensaciones que nos queda o se producen tras unos segundos después de haber tragado el liquido, que pueden dar otras nuevas sensaciones.

 

Rodolfo Andreu

Maestro Cervecero de Cervecería Primus