Te gusta

Confiar en quien produce tu comida

Vivimos en una época en la que es cada vez más fácil encontrar productos orgánicos, pero más difícil elegir uno. Por eso debemos empezar por conocer y confiar en los productores.

Fernanda Peniche y Antonio Murad / Fundadores de Noesunsuper.com

¿Conoces a la persona que produce la comida que cada día ingieres? Seguramente no. Esto es más frecuente de lo que imaginas y no es que sea “malo”, pero si te preocupa lo que consumes, quizá te ayuden algunos consejos. Vivimos en una época en la que tenemos doctores o estilistas de cabecera, pero no conocemos a los agricultores que cultivan nuestra comida (y eso que nos alimentamos tres veces al día), sin mencionar que es nuestra principal fuente de energía y salud.

Cuestionar las credenciales de lo que consumimos a diario, es una costumbre que se abandonó hace tiempo. Hoy, la mayoría de los productos están hechos para tener una mayor vida de anaquel, para ser más homogéneos y resistentes al transporte. No importa si tienen más nutrientes o mejor sabor, la agroindustria toma atajos para que todo sea más rentable y con una menor merma.

Entonces, ¿cómo puedes confiar en un productor? Autores contemporáneos como Luis de Cristóbal, fundador del think tank Repueblo, en España, consideran que la mejor manera es comprar productos con una cadena de valor lo más corta posible, en la que exista la mayor transparencia de todos los procesos para saber que cada uno de ellos está libre de externalidades negativas sociales, económicas y ambientales. Es decir, que conozcas a quien se encuentra detrás de lo que compras y cómo lo produce.

Buscar, verificar y garantizar

En Noesunsuper.com tenemos la misma preocupación y nos hemos propuesto ofrecer una solución: sabemos que necesitas comida y productos de calidad, por eso nos dimos a la tarea de buscar y verificar a productores que lo puedan garantizar. Nacimos como un marketplace con una infraestructura tecnológica y logística para que aquellas marcas con nuestros mismos valores puedan estar al alcance de clientes como tú, bajo un esquema transparente y en el que ellos ponen las condiciones comerciales.

Ofrecemos marcas emergentes de más de 11 estados del país, 100 % transparentes y en las que confiamos plenamente porque conocemos y permitimos que cualquiera lo haga, por ejemplo, Hacienda La Grande, que riega sus hortalizas con agua potable y no usa pesticidas, o Queen Bee Honey, que preserva la apicultura ancestral y produce miel maya.

Nuestro sistema de compras planeadas no sólo permite que estos pequeños proyectos lleguen más allá de su lugar de origen y reciban un pago justo por sus productos, también reduce el desperdicio al no obligar inventarios en almacén y consolidar la mayor cantidad de envíos en el menor número de viajes, con lo que reducimos la huella de carbono de cada compra.

Creemos firmemente que apoyar este tipo de emprendimiento permitirá que ellos salgan adelante, garantizando el acceso a productos de primera necesidad y de gran calidad, porque más que ser consumidor y proveedor, seremos grandes amigos.