Te gusta

CuatroCuatros: arquitectura, viñedos y mar

No es un secreto para nadie -o al menos no debería serlo-, que los atardeceres más bonitos de Ensenada se disfrutan desde el punto más alto de CuatroCuatros.

Enclavada a 200 msnm, con impresionantes vistas que parecen conquistar el horizonte de la bahía de Salsipuedes, se encuentra CuatroCuatros, que más allá de ser una bodega con la tradición vitivinícola de la región, ha sido concebida como un complejo arquitectónico en el que convergen viñedos, olivares, restaurantes, bares, clubes de playa y un deportivo, además de un desarrollo inmobiliario y un extenso programa para la conservación de la naturaleza. La propiedad se extiende en 860 hectáreas, con 1.9 km de costa de playas, donde la magia de las montañas y los ríos también forma parte de la reserva natural que la acoge.

El proyecto surgió con el deseo de ofrecer viticultura turística a conciencia, en el corazón enológico de México, con una locación estratégica muy cercana al Valle de Guadalupe, pero lo suficientemente alejada del perímetro agrícola para reducir el impacto ambiental y promover la protección de la flora y la fauna locales.

Propuestas de sabor 

Como casa vitivinícola, CuatroCuatros produce 1.300 cajas de vino de forma anual, las cuales se distribuyen de forma exclusiva dentro de sus instalaciones y centros de consumo.

Entre los espacios culinarios consentidos se encuentra el restaurante Arsénico, con una propuesta moderna, estacional, honesta y divertida que conquista a sus visitantes. Su cocina está basada en ingredientes locales con preparaciones originales que evolucionan de acuerdo con los productos disponibles y la creatividad del chef Diego Alvarado. En la barra, Arsénico ofrece tragos elegantes de coctelería clásica y fresca, sin faltar el vino. Tahona es el restaurante más reciente, encargado de traer los sabores más arraigados de Oaxaca a Ensenada, mientras que en Peregrino Brewery aguarda una selección irresistible de cervezas, y en Tres Amores, delicioso café para calentar las tardes de invierno.

Pero la joya de la corona es Bar Bura, no sólo por los impresionantes atardeceres de su terraza, sino porque en este sitio la cocina es auténtica, respetuosa y local, con una selección musical exquisita y con una propuesta de exposiciones de arte muy interesantes.

Estancia excepcional

Nada como dormir bajo el cielo estrellado de Ensenada y conectar de forma profunda y real con la naturaleza, ¿cierto? Y qué mejor que hacerlo acampando en preciosas cabañas ideadas por la dupla de arquitectos Mauricio Rocha y Gabriela Carrillo, que entremezclan lujo, confort y los impresionantes paisajes del viñedo diseñados por Claudia Turret. Para disfrutar este espacio, es posible elegir entre sus 19 cabañas de dos o tres habitaciones totalmente equipadas u hospedarse en las suites del hotel, todo depende del mood en el que se viaje. Para complementar la experiencia hay un circuito de tirolesas, paseos a caballo, actividades de surf, velero, helicóptero y un trail running para cargarse de energía en la montaña.

Habitar CuatroCuartos 

Un lugar de ensueño como este no podía dejar pasar la oportunidad de habitarlo, es por ello que como parte del desarrollo inmobiliario se han destinado áreas para la construcción de casas por medio de una arquitectura respetuosa de la naturaleza, desde la zona de Río 15, con casas de dos y tres recámaras, departamentos en la montaña de una a tres habitaciones, hasta terrenos en el Valle Central donde es posible construir una casa desde cero.

CuatroCuatros es la primera comunidad planeada -turística y residencial- con viñedos y mar de toda América. Ubicada a 90 minutos en auto de San Diego, California, y a tan sólo 15 minutos al norte del Puerto de Ensenada, y cerquísima del Valle de Guadalupe, definitivamente, es el próximo destino que tienes que cumplir de tu bucket list: arquitectura, viñedos y mar.

_________________________________________

CuatroCuatros
@cuatro_cuatros_  cuatrocuatros.mx   cuatrocuatrosreservas.com