Te gusta

De pasión y arte enológica: El Cabernet Sauvignon, favorito de los mexicanos

La uva Cabernet Sauvignon sigue posicionándose como una de las favoritas de los mexicanos al momento de elegir una varietal. Tan sólo el año pasado, datos de la industria mexicana indicaron que el Cabernet Sauvignon había tenido crecimientos de 0.1 % en volumen y 9.7 % en valor, en tanto que en categoría ha crecido 6.5 % en volumen y 11.9 % en valor*.

En Monte Xanic se plantó el primer Cabernet Sauvignon en 1990, y actualmente es la vid más antigua con la que contamos. Sabemos que las primeras vides europeas que se plantaron en México (junto con el olivo), fueron traídas por los conquistadores y misioneros españoles en el siglo XVI. Sin embargo, el origen de esta uva procede de Burdeos, Francia. También es conocida como Petit Bouchet, Bordeaux, Lafit, Navarre, Sauvignon Rouge y Carbonet, entre otras. Es una variedad uva de gran carácter que se da en la mayoría de las regiones vitivinícolas del mundo. Se trata de una uva de racimos pequeños, compactos y bayas esféricas de color azul-negro muy oscuro, tiene una brotación tardía y se adapta a la mayoría de suelos y climas.

15006869028_a9dac5f85b_c

Más de cuatro décadas de Cabernet Sauvignon

En México, el Cabernet Sauvignon se empezó dar a conocer alrededor de los años 70. Se trata de vinos de gran estructura, de color intenso, con aromas de frutos rojos y negros, además del característico pimiento. Suelen tener un alcohol cálido, viva acidez y taninos potentes; por su gran capacidad antioxidante aguantan crianzas muy largas.

Es una varietal muy aceptada debido principalmente a su versatilidad; además, es una variedad que se puede elaborar tanto sola como ensamblada. Al mexicano le gustan los vinos principalmente complejos y de buen perfil aromático, con gran estructura, de buen contenido tánico y de excelente acidez. Además, son uvas que dan vinos de buena longevidad en botella.

Otra cosa que me gusta personalmente de este varietal, es que su cuidado es muy especial para obtener un buen producto. No es posible sobreproducirlo en el campo; la planta se conduce para rendimientos bajos en donde se da preferencia a la calidad con mejor concentración.

 ¡Salud!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


*ISCAM datos industria 2015.