Te gusta

Del vino de arroz al sake (parte 2)

Tipos de sake

En el mundo de esta bebida, así como en el de los destilados, existe un sinfín de clases, la mayoría creadas con diversos ingredientes; se diferencian en cuanto a la adición de alcohol destilado, así como la extracción del arroz pulido. Es importante saber que la calidad del sake es directamente proporcional al pulido del arroz, esto ocurre porque las enzimas que se encuentran en la corteza del grano no contaminan el sabor del sake.

Entre los tipos que podemos encontrar están el Koshu, un sake añejado por un par de años bajo un estricto control de temperatura y que es de un ligero color dorado; el Happoshu, es un sake al que se le adhiere gas carbónico, algo muy parecido a una cerveza, pero hecho con los mismos ingredientes y proceso del sake; y el Nigori sake, un semifiltrado, por lo que su consistencia es un poco lechosa y tiene residuos de arroz, es uno de los más populares y vendidos en el mercado occidental.

Formas de beber sake

Esta bebida, dependiendo el tipo, se toma a diferentes temperaturas debido a que influye en cómo se percibe la acidez en la lengua. Por lo regular los sakes Premium se toman fríos, los sakes con alcohol añadido se toman tibios, y sólo en épocas de frío se llevarán a altas temperaturas para calentar el cuerpo, dicen los orientales.

Qué va con el sake

Si bien es una bebida de arroz, es incongruente que se maride con algún platillo que lo contenga, ya que esto sería una redundancia gastronómica, según los japoneses. Sin embargo, en Occidente es muy común maridarlo con sushi o alimentos que contienen arroz. Otras opciones consisten en maridarlo con camarones, salmón, algas y alimentos que provengan de la región. También, por tradición, se suele beber al terminar los alimentos, como digestivo.

Lee la parte 1… AQUÍ