Te gusta

Dom Pérignon Vintage 2012

La emblemática etiqueta Dom Pérignon Vintage está presente una vez más para los conocedores del champagne, en una edición lujosa e inspiradora.

Lo distintivo de cada etiqueta Vintage es el año, que define el proceso que tuvo en su ensamblaje y nos habla de todo el proceso: terruño, fruta y zumo que presagia los propios vinos. El ensamblaje es una construcción sutil que enfrenta los contrastes, combina intensidades y organiza los matices. Cada año las tres voces sirven como testimonio de una cosecha estimulante.

Dom Pérignon Vintage 2012 es un elemento clave en la historia de la marca, una ilustración extravagante de este instinto creativo de la marca. Las impredecibles estaciones de 2012 incluyeron fuertes lluvias y granizadas, olas de calor en verano y un calor suave y seco en otoño que le dieron forma a un paisaje olfativo con una notable variedad.

En 2012 cada variedad de uva, región, pueblo y terruño se encontraba en su mejor momento por lo que la añada aprovechó al máximo los polos opuestos. La delicadeza de los Chardonnay le dan redondez y apuntalan con su acidez el largo final del vino, mientras que la gloriosa frutosidad de los Pinot Noir le dan estructura firme y densa. Un contraste exquisito entre blanco y negro que crea luz y hace que el vino adquiera toda su dimensión.

Vintage 2012 es un disfrute contemplativo, un viaje al interior que inspira desarrollar una experiencia propia como un diálogo único.

En 1668 Dom Pierre Pérignon fue nombrado administrador de la Abadía de Hautvillers y durante los siguientes 47 años se dedicó a crear “el mejor vino del mundo”. Hoy la ambición creativa de Dom Pérignon continúa en esa búsqueda constante de sabor, calidad y lujo irrefutable.