Te gusta

Ducal 7, brandy de Jerez de la Frontera

El brandy, tal como lo conocemos ahora, surgió alrededor de los siglos XV y XVI, cuando el vino comenzó a destilarse para su conservación. Fue algunos siglos después, cerca de 1850, que su consumo se popularizó gracias al intercambio comercial que existía en las Holandas.

Se dice que esta bebida fue descubierta luego de que algunas barricas con poco movimiento comercial regresaran a su bodega de origen y se mantuvieran en resguardo. Varios años después, las barricas fueron abiertas, revelando que el líquido que contenían en su interior había evolucionado de forma sorprendente.

Así floreció el sistema de añejamiento que más tarde conquistaría a todo el mundo y con él, el brandy que disfrutamos en nuestros días.

Brandy de Jerez

Este estilo de brandy, elaborado en España, posee características organolépticas muy especiales que resultan de su tradicional método de elaboración. Las propiedades de las barricas en las que envejece, sumadas a las particularidades del terroir de donde provienen las uvas, resultan en una bebida como ninguna otra.

Uno de los distintivos del brandy de esta región es la madera en la que evoluciona. El brandy de Jerez se envejece en barricas de roble americano de 500 litros que antes contuvieron algunos de los tipos tradicionales de vino de Jerez.

Ducal 7 Solera

Brandy de Jerez de la Frontera, España, elaborado con las variedades de uva Airén y Palomino, es añejado en barricas de roble blanco previamente envinadas, siguiendo el tradicional sistema de solera González Byass.

  • Vista: amarillo dorado con reflejos topacio, ámbar intenso al centro y ribete con matices verdosos. Límpido y brillante; densidad aparente, alta.
  • Nariz: intensidad aromática media alta con delicados aromas de frutas maduras como durazno, pera en almíbar, cáscara de naranja dulce y cáscara de toronja. En una segunda nariz, se perciben frutas secas como dátil, higo y pasas, sobre una agradable presencia de almendras y notas de bollería (harina y mantequilla). Como aporte de la barrica, destaca también una ligera presencia de caramelo y especias (pimienta rosa). Ya oxigenado, presenta una elegante nota de mermelada de naranja.
  • Boca: buena entrada, muy expresivo, lleno de carácter. Intensidad de alcohol, pero en buen equilibrio con la acidez, por lo que no es tosco, más bien amable con el paladar.

Ducal 7 Reserva

Brandy de Jerez de la Frontera, España, es elaborado con las variedades de uva Airén y Palomino, así como añejado en botas de roble americano, siguiendo el tradicional sistema de soleras y criaderas de la bodega William & Humbert.

  • Vista: oscura tonalidad ámbar con ligeros reflejos topacio. Límpido y Brillante; densidad aparente, alta.
  • Nariz: presenta una excelente intensidad y calidad aromática, predominando los frutos deshidratados como ciruelas pasas, higos, chabacano y dátiles. También destaca su nota especiada de café tostado, vainilla y anís estrella, sobre un delicado fondo cítrico.
  • Boca: excelente entrada, carnoso y muy amplio, llena todo el paladar. Acidez y alcohol en equilibrio. Su gran potencia, combinada con su extraordinaria elegancia, nos muestra un gran trabajo del maestro destilador y el maestro de bodega. Sedoso y cremoso al paladar, se caracteriza por un muy largo final de boca.

Ducal 7 Imperial

Brandy de Jerez de la Frontera, España. Está elaborado con las variedades de uva Airén y Palomino, envejecido en botas de roble envinadas con oloroso de jerez, seleccionado por Luis Miguel Trillo, master brandy distiller de González Byass.

  • Vista: intenso color caoba con ribetes ámbar claro. Límpido y brillante; densidad aparente muy alta.
  • Nariz: resalta su gran intensidad aromática con marcadas notas de anís o regaliz, toffee, vainilla, canela y bollería (harinas, levadura y mantequilla), predominando los frutos deshidratados como ciruelas pasas, higos, chabacano y dátiles. Para matizar su elegancia, en el fondo presenta ligeras notas de tierra mojada, propias del tipo de suelo donde se cultivaron las uvas. Ya oxigenado, resaltan sus expresivas notas de turrón con nuez, cuero, acacias y mermelada de higo.
  • Boca: gran expresión en boca, llenando todo el paladar no sólo de aromas y sabores, sino también de una gran estructura carnosa, plena y sobre todo, muy elegante. Extraordinaria coherencia entre nariz y boca, sobresaliendo su muy largo retrogusto.