1

El nacimiento del whiskey estadounidense

 

Escocia, Irlanda, Estados Unidos, Canadá y Japón son los países productores de whisky, sin embargo, existen dos vocablos para nombrar a este destilado que corresponden a su origen. Por una parte, whisky es la bebida que se produce dentro de Escocia; mientras que la palabra whiskey se utiliza para nombrar a los destilados elaborados fuera de este país, sin existir Denominanción de Origen.

El whisky llegó al norte de América de mano de los inmigrantes escoceses e irlandeses, quienes trajeron consigo el equipo de destilación necesario para producir esta bebida espirituosa. Una vez que el gobierno estadounidense incentivó el cultivo de maíz en la zona productora de whisky, los inmigrantes decidieron experimentar con maíz en vez de cebada, dando nacimiento al popular whiskey estadounidense.

En Estados Unidos se elaboran distintos tipos de whiskey que no sólo varían dependiendo de su lugar de origen, sino de la materia prima con que se elaboran:

Bourbon

Se trata de la variedad de whiskey más conocida en Estados Unidos. Su principal producción se localiza en Bourbon, Kentucky, aunque actualmente puede provenir de destilerías ubicadas en otros lugares.

Por regla, el bourbon debe ser elaborado al menos en un 51% de maíz; no obstante la mayoría son elaborados en un 70 u 80 % con este grano, con el 30 o 20 % restante de centeno y cebada.

Para poder ser llamado straight, este whiskey debe ser destilado en alambiques de columna y obtener un máximo de 80° de volumen de alcohol; se debe envejecer en barriles de roble americano de primer uso y embotellarse sin ningún aditivo de color.

bourb

Tennessee

De forma general podría decirse que el Tennessee whiskey es un bourbon, ya que su elaboración es muy similar a la anterior. La diferencia se encuentra en que una vez que el whiskey fue destilado, debe ser filtrado por medio de una columna de 10 pies de alto (3 m) de carbón vegetal de madera de arce sacarino; esto da como resultado una bebida de aromas mucho más suaves y de sabor más dulce que el producido en Kentucky. Además, este tipo de whiskey debe ser producido, destilado y embotellado dentro del estado de Tennessee.

tene

Rye whiskey

Como su nombre lo indica, se elabora con 51 % de centeno como mínimo y el resto de sus ingredientes suelen ser cebada malteada o maíz. Al igual que el Tennessee, se destila a 80° de volumen de alcohol y se envejece en barriles de roble durante dos años. Es un whiskey más amargo, pero a la vez más suave y ligero que el bourbon.

Su producción fue muy popular en los estados del norte de Estados Unidos, pero tras los años de la prohibición su popularidad perdió terreno y se dejó de lado su elaboración hasta quedar muy pocas destilerías en la región. Actualmente, marcas muy reconocidas retoman esta receta como ediciones especiales o productos de lujo.

rye

Corn whiskey

Se trata de un whiskey elaborado en una base 80 % de maíz, de allí su color claro y sus aromas fuertes. Aunque este destilado no exige envejecimiento, algunas casas deciden hacerlo dentro de barriles de roble americano durante seis meses, con el objetivo de que adquiera un tono café y notas a vainilla y caramelo, así como un mejor cuerpo.

corn

Jack Daniel’s

Además de ser el más representativo de Tennessee y sorprender con whiskies que encierran el característico sabor de Estados Unidos, Jack Daniel’s ha creado Single Barrel Rye elaborado con 70 % de centeno. Es un whiskey sumamente especial con el que rinde homenaje a las recetas creadas antes de la época de la prohibición y que ahora podemos disfrutar.