Te gusta

El ritual oriental del té (parte 2)

Espiritualidad nipona

Fundamentada en la armonía, el respeto, la pureza y la tranquilidad, la ceremonia japonesa de té tuvo su origen en China y fue introducida a Japón (a lo largo del s. IX) gracias al contacto entre sacerdotes zen y monjes budistas.

Cha No Yu, como se conoce a esta ceremonia, se desarrolló formalmente en el s. XVI como una expresión de ideales unificados a través de religión, armonía, simplicidad y atención a la belleza. El ritual, basado en el taoísmo e influenciado profundamente por el budismo, se difundió rápidamente a lo largo de todo el territorio nipón.

“Se trata de una ceremonia plagada de creencias espirituales, con un enfoque profundo en el té, pero también en un amplio rango de disciplinas y artes tradicionales: cerámica, caligrafía, arreglos florales o incienso, entre otras. El servicio es muy sobrio y atiende a la preparación del matcha (té verde pulverizado) por un maestro de té; alcanzar la maestría en la ceremonia japonesa de té puede llegar a tomar una vida entera”, señala Jurado.

“A diferencia de China, los invitados al chasitsu o cuarto de té también deben conocer gestos, frases, formas y conductas aceptados dentro del ritual”.

Los utensilios dedicados a la preparación y apreciación del matcha también son particulares. Indispensables son el natsume, recipiente para almacenar el matcha; chashaku, cucharita de bambú para servir el té; chasen, batidor de té hecho de bambú, y el chawan, tazón para batir y tomar el matcha.

Las ceremonias más especiales de té en Japón se acompañan con comida kaiseki, ligera y de sabor muy suave. También suelen servirse dulces para equilibrar el agradable y característico amargor del matcha.

JAPÓN-II

Lo mejor de ambos mundos

La influencia china y japonesa en Taiwán derivó en el surgimiento de una de las expresiones más fascinantes de la Camellia sinensis. Sin duda, los tés de Taiwán reúnen tradición, historia y una sofisticación técnica inigualable.

“Taiwán posee una de las ceremonias más metódicas y sofisticadas de Asia, una mezcla un tanto híbrida de Gong Fu Cha y Cha No Yu. La ceremonia es metódica y también armónica; su enfoque esta dirigido a la apreciación del té y a la forma en que se infunde. Generalmente se utiliza una vajilla especial, que puede ser de yixing o de cerámicas muy particulares. Uno de los elementos más característicos de este ritual es el cha tjon, una especie de jarra-tetera que se utiliza para recoger el exceso de té”, afirma Jurado.

De forma similar a China, el consumo de té en Taiwán se realiza en todo momento del día; no hay un tiempo o motivo particular para beberlo.

¿Variedades? Realmente, el ritual de té taiwanés permite el uso de cualquier tipo o estilo de té; sin embargo, las variedades de alta gama producidas localmente, como oolongs o tés verdes y negros muy especiales, son altamente empleadas.

Lee parte 1… AQUÍ