8

El vino, ¿en copas de cristal o vidrio?

La pregunta que muchos se hacen, pero muy pocos logran hacer para no quedar como neófitos del vino, aquí algo de información para develar esa pregunta y poder disfrutar del vino como se debe.

Los que bebemos vinos, sabemos que no es lo mismo beberlo en vaso o copa, porque catar, no es solo el hecho de beber un vino, sino develar el misterio luego de descorchar la botella, por lo que si es necesario una copa de cristal para poder captar aromas y sabores del vino.

¿Difieren los aromas y el gusto del vino?

Para los que es habitual beber un vino, es muy natural tener una copa y realizar esta ceremonia de apreciar aromas, oxigenar, degustar y tratar de descifrar ese misterio vínico, pero para el resto que no están tan cercanos al mundo del vino lo miran como una exageración, aunque simplemente se trata de conocer lo que nos puede decir el vino, acerca de su elaboración, del terroir, además interviene un juego de recuerdos y momentos, que un winelover busca y espera en cada copa de vino que tiene el privilegio de catar.

Se dice que un mismo vino en dos copas diferentes cambia organolépticamente, y es así, una historia menciona, que la familia Riedel, la que fabrica las famosas copas, en una de sus fiestas, una de las damas Riedel toma una copa de vino y lo bebe, después deja la copa vacía; luego pasa un mozo, y ella toma de la bandeja otra copa, llama al mozo y le pide que le sirva del vino que estaba tomando antes, el que se encontraba en la copa anterior, porque le gustó más, el mozo sorprendido le contesta que solo hay un vino, entonces la dama notó la diferencia al beber un mismo vino en dos copas diferentes.

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Médica y Dental de Tokio, Japón, han demostrado que dependiendo del recipiente en el que se vierta el vino, su sabor puede cambiar notablemente. La geometría de la copa influye en el sabor del vino debido a que según como sea el recipiente, puede variar la distribución de la concentración de etanol que presenta el vino.

A través de este estudio, los investigadores analizaron los cambios que experimentaba el mismo vino en distintos recipientes y a distintas temperaturas. A una temperatura de 13ºC la concentración de etanol en una copa tradicional era inferior a la del resto de los recipientes.

Muchos dirán que sólo es una ceremonia sin sentido que realizan los winelovers, desde descorchar un vino, servirlo en una copa, hasta oxigenarlo, pero es ese conjunto de factores lo que permite disfrutar de un vino, conocer, describir aromas y sabores. Y la copa es una herramienta necesaria para conocer mejor el vino que bebemos.

¿Qué copa es la correcta?

El vino encierra alrededor de 400 y 500 sustancias volátiles y aromáticas que, sin la ayuda de una copa, se perderían, por eso es que la copa es una herramienta muy importante a la hora de degustar un vino, sobre todo las de cristal.

El cáliz es la parte más importante de la copa, el recipiente que contiene al vino. La cintura más ancha que la boca, la mitad del cáliz; se llama Ecuador, lo que marca el punto máximo hasta el que debe ser llenada la copa, es en este punto donde se ofrece un área de evaporación que volatilizan los compuestos y le imprimen carácter a un vino. Es por ello que cuando sirven un vino, comenzamos ese giro del vino y luego apreciamos los aromas que se desprenden del contacto entre el vino y el oxígeno, mientras más se realiza esto más aromas se desprenden, éstos, son importantes a la hora de beber el vino, ya que luego nos brinda esa sensación de sabor en la boca.

¿Copas de cristal o vidrio?

Las copas de vidrio son las más comunes, y casi en toda casa hay una, las de cristal por su costo no son tan comunes. Al ser más delgadas que las de vidrio, conservan a mejor temperatura del vino ya que no guardan tanto calor en comparación a las más comunes, además las copas de cristal permiten que el vino se impregne en una mayor superficie al ser mas poroso que el vidrio, lo cual resulta en una mejor apreciación de los aromas que el vino nos pueda ofrecer.

El pro y contras del cristal y el vidrio

Copas de cristal

Las copas de cristal contienen óxido de plomo, lo que hace que sean más delgadas.

Ventajas

El cristal es más poroso, esto hace que se rompan las moléculas del aroma, permitiendo poder apreciar mejor los aromas que se desprenden del vino.

Al ser más delgadas ayudan a conservar la temperatura del vino, impidiendo que se caliente rápidamente.

Existen opciones más económicas con aleaciones de metales, como el titanio.

Desventajas

Principal desventaja su delgadez, las copas de cristal se rompen con facilidad al lavarlas.

El costo de las copas de cristal, varía según el grosor, si son sopladas y elaboradas a mano.

Copas de vidrio

Más gruesas y sin contenido de plomo, una característica que las hace más gruesas.

Ventajas

El costo de una copas de vidrio es mucho más bajo que el de una copa de cristal.

Son mucho más resistentes que las de cristal.

Desventajas

Su grosor hace que no conserve la temperatura del vino, e impide la percepción de sus aromas.

El vidrio no permite una adecuada apreciación del vino.

Ahora entenderán porque la copa de cristal es mejor que la de vidrio al juzgar y disfrutar un vino. Los invito a realizar la experiencia, buscar una copa de vidrio, cristal y un vaso, disfrutar el mismo vino, y podrán notar cómo cambia su apreciación, y de esta forma podrán entender porqué se insiste en utilizar una copa de cristal para el disfrute de esta bebida milenaria.

¡Disfruten, salud y buen vino!