Te gusta

Enrique Tirado imparte Master Class de Don Melchor

Con más de 30 años de herencia enológica, Don Melchor se ha posicionado como el primer vino ícono de la industria chilena.

“Don Melchor, una historia, un terroir, un vino” fue el nombre de la master class que Enrique Tirado, enólogo y gerente general de Viña Don Melchor, impartió con todo lo que hay detrás de este vino emblemático para la bodega.

 

“Llevamos más de 30 años sacando lo mejor del Valle de Puente Alto, gracias al clima, el terroir, el viñedo y a la pasión de todos que nos ha permitido cada año hacer un vino único”, afirmó Enrique Tirado, enólogo de Don Melchor.

La identidad de Don Melchor se construye en tres pilares fundamentales: su herencia y trayectoria, las condiciones inigualables del terroir y el profundo entendimiento y experiencia en su elaboración. Estos pilares lo han llevado durante más de 30 años a posicionarse como el primer vino ícono de la industria chilena, así como un referente entre los vinos de alta gama en el mundo.

La historia detrás del vino

Durante la master class, el enólogo destacó elementos importantes como el terroir, que produce principalmente Cabernet Sauvignon, y que está marcado por un suelo pedregoso, aluvial y rodeado por la Cordillera de los Andes.  Su clima es influenciado por vientos fríos que bajan desde la cordillera para crear una combinación de temperatura entre el día y la noche que impacta en la madurez de la uva.

El viñedo,  tras varios años de investigación en torno a la expresión del suelo, está dividido en 151 parcelas; cada una de ellas aporta un aroma y sabor especial, las cuales son importantes al momento de hacer la mezcla final de cada añada.

Una cata para disfrutar los atributos de la cosecha 2017

Durante la sesión,  el enólogo compartió la cosecha 2017 de Don Melchor en una cata donde se destacaron los atributos principales de esta etiqueta, como su característico rojo cereza profundo de extraordinaria elegancia, una marcada presencia de frutos rojos, taninos finos y delicados en el paladar y una buena densidad con un final largo y persistente.

Calificado y premiado mundialmente 

Don Melchor es además una de las etiquetas más premiadas por críticos internacionales como James Sukling quien destaca: “la vitalidad y la energía de este vino son maravillosas; la complejidad de los aromas a flores, a grosella negra, frambuesa y durazno es asombrosa. Es un vino con gran cuerpo, refinado, pulido, con una textura impecable y un largo final.”

Con todos estos atributos, Don Melchor se ha ganado un lugar entre los vinos de alta gama más importantes a nivel mundial.