Te gusta

Entrevista con Miguel Torres Maczassek

Miguel Torres Maczassek, director de Torres Chile pone énfasis en los proyectos enfocados a la sustentabilidad y responsabilidad social empresarial, beneficiando a sus colaboradores; esto ha hecho que la bodega chilena obtuviera certificación internacional Fair Trade (Comercio-Justo).

Historia Miguel Torres Chile

En 1979, la empresa centenaria vitivinícola Torres adquirió una pequeña bodega en Curicó, en el Valle Central de Chile, siendo la primera firma extranjera en apostar por la vid chilena ubicada en un paisaje mágico y único al pie de los volcanes andinos.

Sus primeros fundos en esa tierra fueron Maquehua, San Francisco Norte y Cordillera. A finales de los 90 añadieron San Luis de Alico y Empedrado. Las excelentes condiciones climáticas para el cultivo de la vid, con grandes diferencias térmicas entre la noche y el día y unas tierras libres de filoxera, han contribuido a que se elaboren sublimes vinos nacidos en tierras desde las que se aprecia la grandeza de los andes.

A partir del año 2010 Miguel Torres Chile es dirigido por Miguel Torres Maczassek, miembro de la quinta generación de la familia, que se trasladó a Chile junto con su familia para mantener la tradición y la pasión por la elaboración de vinos que ha mostrado la familia Torres todos estos años.

Su bodega, establecida en Curicó, es una empresa abastecida de la maquinaria más moderna, con alta tecnología de vinificación -fueron los primeros en utilizar depósitos de acero inoxidable con control de temperatura y un parque de unas 2.000 barricas de roble francés totalmente nuevas-, además de exhaustivos estudios del suelo, investigaciones sobre riego, introducción de variedades nobles, etc. Gracias a su manera de hacer y entender el vino, Bodegas Miguel Torres es hoy en día una de las empresas vinícolas líderes en Chile.

Camino a la sustentabilidad

Con el objetivo de lograr mayor equidad en el comercio internacional y entregar al consumidor un producto elaborado bajo la transparencia y respeto entre la empresa y sus trabajadores, conservando la elaboración de productos de alta calidad, Miguel Torres Chile certificó su principal línea de vinos bajo comercio justo. La iniciativa responde a la constante innovación que ha demostrado la compañía desde sus inicios y a la responsabilidad social que se implementa para el mejor bienestar de sus colaboradores, requisitos fundamentales requeridos para la certificación de Comercio Justo, además de pagar a los pequeños agricultores el precio mínimo fijado por Fair Trade, Miguel Torres Chile ha llegado incluso a pagar más de un 50 por ciento del precio exigido para la certificación.Miguel_Torres_1

Esta nueva certificación que logró la bodega será plasmada en cada una de las botellas, con el fin de que los consumidores se informen respecto del proceso de elaboración que tuvo el producto. La certificación indica que la bodega ha pagado un valor justo -que permita el desarrollo del agricultor- por las materias primas, ha otorgado condiciones laborales dignas a sus trabajadores y ha tomado medidas de preservación medioambiental durante la elaboración del vino.

¿Cómo obtener la certificación Fair Trade? Se deben de cumplir estándares de comercio justo, lo que involucra tres pilares fundamentales, que Miguel Torres Chile cumple con rigor: pagar un valor justo en la compra de materias primas, otorgar condiciones laborales dignas a sus colaboradores y preservar el medioambiente. Todas estas medidas en acuerdo con su equipo de trabajo y auditado externamente por IMO, organismo suizo de certificación internacional.

“La  idea de certificarnos se intensificó tras el terremoto que afectó a Chile el 27 de  febrero de 2010. Desde ese momento hemos estado trabajando intensamente para concertar este proyecto. Si bien Miguel Torres Chile ya incorpora desde hace muchos años algunas de las políticas claves que se tienen en cuenta en esta certificación, como pagar un precio por la uva que permita equilibrar la cadena de valor y en especial proteger al agricultor, así como condiciones de trabajo dignas, la certificación Fair Trade incorporará la generación de una prima por cada botella vendida de Santa Digna. Nuestros colaboradores decidirán en pequeños comités cuál será el mejor uso de estos fondos aplicados a proyectos sociales”, señaló Miguel Torres Maczassek, director de Miguel Torres Chile.

Uno de los objetivos principales de la apuesta de la bodega ubicada en Curicó es el bienestar de sus colaboradores, lo que suma un valor agregado al producto final que reciben los consumidores.

Elaboración de vino, más que un producto

Miguel_Torres_3jpg

Foto: Times

Miguel Torres Chile trabaja firmemente en la convicción de que hoy la calidad de un producto no está sólo en la fortaleza de una marca, sino que en acciones concretas que permitan a los nichos de mercado no competir por precio, sino mediante comercio justo, para no perjudicar la cadena productiva. El sello de Miguel Torres Chile está en la preocupación hacia su gente, protagonistas fundamentales en la elaboración de sus vinos.

Con esta certificación Miguel Torres Chile apuesta por ser la viña Fair Trade más importante de Chile, tanto en valor como en volumen, obteniendo grandes logros tanto para sus colaboradores como para el medioambiente, estableciendo así un equilibrio sustentable, reflejado en la calidad de sus vinos.