Te gusta

Fuell Fluid: una lujosa bicicleta eléctrica con 200Km de autonomía

Un ex ingeniero de la marca Harley Davidson diseñó la bici eléctrica más eficiente de todos los tiempos; con componentes de alta gama y un amplio rango de baterías.

Erik Buell es el fundador de Buell Motorbikes, una compañía americana de motocicletas adquirida por el gigante Harley Davidson. Pero para este visionario apenas era el inicio de su carrera y empezó a finarse en los vehículos eléctricos, participando en Fuell, empresa dedicada a este tipo de proyectos.  

Para la creación del área eléctrica, se formó un equipo que incluye al legendario ingeniero Frédéric Vasseur, el director del Alfa Romeo F1 y fundador de Spark Racing Technology; y el exitoso empresario internacional de motocicletas Francois-Xavier Terny.

Este equipo de ensueño presentó un par de vehículos eléctricos de dos ruedas, entre ellos la bicicleta eléctrica Fluid y la motocicleta Flow, que está a punto de salir a la venta.

El primer vehículo eléctrico que crearon fue Flow. Para su segundo proyecto decidieron ir más adelante y romper la autonomía común de una bici eléctrica de uso urbano, logrando con Fuell Fluid los 200km. 

Una belleza eléctrica

Diseñada por el propio Erik Buell, y el talentoso diseñador de Bielorrusia Artem Smirnov, la Fluid es una elegante bicicleta eléctrica de alta calidad. Su forma es una carrocería metálica mate y negra, con sutiles acentos verde-ácido que destacan su línea. Su diseño está dominado por líneas rectas y robustas que le dan estabilidad visual y estructura, gracias a la aleación de aluminio con lo que está fabricado el cuadro.

El corazón es un motor trasero exclusivo de Fuell, que proporciona 100 Nm de par como ayuda al pedaleo, permitiendo mayor distancia con menos esfuerzo. Su correa de carbono, montada en un buje Shimano Alfine de 8 velocidades y neumáticos Pirelli, la convierten en la bicicleta de pedaleo asistido con más mejoras del mercado.

 

Fuerza eléctrica

Fluid tiene dos baterías extraíbles que se colocan en el tubo superior de la e-bike, dándole una capacidad total de 1008 Wh, lo suficiente para alimentar la bicicleta y hasta cargar el celular mientras se conduce. Su carga tarda aproximadamente 2,5 horas en alcanzar el 80%, lo que hace que la batería desmontable sea fácil de llevar a casa y de cargar durante la noche.

Fluid también tiene una pantalla IPS para el tablero de mandos que muestra la velocidad, el nivel de la batería y el nivel de asistencia al pedaleo. Incluso incluye funciones antirrobo, como el desbloqueo de PIN en pantalla y un rastreador GPS opcional.