Te gusta

#Wishlist Los gadgets que todo foodie deseará pedir ¡ya!

Ir de compras siempre es divertido (aunque ahora lo hagamos de formal online) parece una gran idea sin importar la edad que tengas. Te presentamos los doce objetos que más desearás tener durante esta temporada:

Apple Watch: el reloj que ha cambiado la vida de muchos y que ya es común ver en las muñecas de chefs, sommeliers y profesionales de la gastronomía, gracias a la conectividad que ofrece.

Sous vide: esta herramienta permite cocinar al vacío y en condiciones altamente controladas cualquier alimento.

Cuchillo japonés: se convertirá en tu mayor aliado en la cocina este año; es un gran momento para hacerte de uno y acercarte a la maestría de la cuchillería nipona.

Cava refrigerada: la temperatura es esencial para el correcto disfrute del vino. Este año querrás mantener tus botellas a la temperatura ideal hasta el momento de abrirlas.

Airpods: a pesar de que pueden parecer un lujo, pocas cosas te dan la oportunidad de trabajar, cocinar y hacer ejercicio, sin preocuparte por los cables al escuchar tu música favorita.

Termómetro infrarrojo: ideal para conocer la temperatura de superficies, cortes de carne, vino, té e incluso lo que cocines en un horno (y sin el peligro de las quemaduras).

Bomba de vacío: extraer el aire de una botella de vino abierta es una buena idea cuando sales de viaje o no tienes tiempo de terminarla en varios días. ¡Es momento de cuidar ese vino sobrante!

Máquina de vacío: empacar tus viandas al alto vacío, es quizás una de las mejores formas de conservarlas. Además, necesitarás una de éstas si quieres utilizar tu nuevo sous vide.

Molinillo de pimienta eléctrico: no hay nada mejor que la pimienta recién molida en la cocina. Equípate para condimentar perfectamente todas tus preparaciones.

Freidora de aire: este utensilio está revolucionando la manera de entender la fritura utilizando aire muy caliente. Spoiler: es un mini horno de convección.

Kindle: cumple tu propósito de leer más, aprovecha que los libros digitales son más económicos, e inicia esa biblioteca gastronómica para saber lo que hay detrás de lo que llevas a la mesa.