1

Gastronomía de Sinaloa

Paulina Monarrez Córdoba

Algo bueno se está cocinando en Sinaloa

Mazatlán en los paladares del Mundo. Al noroeste de México se encuentra Mazatlán, joya turística y  número 1 en la producción de camarón y hortalizas. Un lugar ideal para vacacionar y apreciar.

Esta ciudad que se encuentra en el Trópico de Cáncer, limitada al norte con el municipio de Concordia y al poniente con el litoral del Océano Pacífico, forma parte del estado de Sinaloa, que a su vez está localizado en la llamada “Perla del Pacífico” y se caracteriza por poseer bellas playas y hermosos edificios coloniales. El bello puerto de Mazatlán cuenta con incontables atractivos turísticos, tanto naturales como creados por el hombre, donde sobresalen algunos que por su tamaño, antigüedad o importancia, están entre los primeros lugares a nivel mundial.

Atractivos de la ciudad

Debes visitar el impresionante y fascinante Faro de Mazatlán, con 157 metros sobre el nivel del mar, es considerado el faro natural en uso más alto del mundo. No te debes perder la fiesta del Carnaval de Mazatlán, cuya inauguración se llevará a cabo en los primeros días del mes de febrero de este año, uno de los más antiguos de México y de gran tradición. Otro de los atractivos es el Malecón Mazatleco, guardián de las playas más hermosas del Pacífico; tiene una longitud de 21 kilómetros y se considera uno de los más largos del mundo. También encontrarás grandes acantilados, monumentos, glorietas, edificios antiguos, así como hoteles y restaurantes.

Cuando estés en Mazatlán, una visita obligada son sus islas: Isla Venados, Isla de la Piedra, Isla Lobos e Isla Pájaros. Todas ellas están deshabitadas, a excepción de la Isla de la Piedra, que cuenta con una pequeña población y todas ellas son un escape ideal de la ciudad.

También te recomendamos que te des una vuelta por los alrededores de:

Villa Unión. A escasos 25 kilómetros de Mazatlán, es la segunda localidad más importante del municipio y se dice que sus primeros pobladores pertenecían a una familia española que llegó ahí en 1576. Ahí podrás encontrar: pesca, agricultura, ganadería, fruticultura, acuicultura y la fabricación de ladrillos.

El Recodo. Cuna de Don Cruz Lizárraga, fundador de la internacional Banda El Recodo. Lo que podrás encontrar: ganadería, agricultura, fruticultura, curtido de pieles y talabartería. Además podrás disfrutar de dulces y jamoncillos de leche artesanales, hechos por Suleana Medina de la familia Lizárraga.

El Quelite. Pueblo pintoresco y de atractivo turístico localizado a 38 kilómetros al noroeste de Mazatlán, lo atraviesa el río Quelite; con sus casas de rojos tejados, amplios ventanales, espaciosos corredores y fachadas pintadas de brillantes colores, muy característicos de la arquitectura vernácula que predomina en este maravilloso estado, contienen la influencia clásica española que predominaba en el siglo XVIII. Ahí podrás encontrar: charrería, el juego prehispánico del Ulama, ganadería, agricultura, cría de gallos de pelea y fruticultura. La parada obligada: el restaurante El Mesón de los Laureles, un lugar pintoresco localizado en este hermoso pueblo; en su interior podrás apreciar los preciosos murales que narran la historia de esta región, pintados por el famoso pintor sinaloense Jorge Larreta. Debes degustar los deliciosos y tradicionales platillos sinaloenses, entre los que destacan la machaca elaborada con carne de res, el pozole y el menudo sinaloense, el chilorio y el chorizo acompañados de tortillas de harina o de maíz y los infaltables frijoles. Prueba los quesos, las “cuajadas”, el requesón y el jocoque, todos ellos 100% artesanales, además de deliciosos panes de nombres curiosos como arepas, conchitas, coricos (un tipo de bizcocho), coyotas (galletas elaboradas con harina de trigo, manteca vegetal y azúcar, rellenas de piloncillo, cajeta o guayaba), y las empanadas rellenas de calabaza, que son una delicia de la repostería rural.

La Noria. Población colonial en el sur del estado de Sinaloa, ubicada a 37 kilómetros de Mazatlán, cuenta con apenas 127 habitantes. Sus primeros pobladores datan de finales del siglo XVI. Lo que podrás encontrar: ganadería, agricultura, alfarería y especialistas en peletería y talabartería (huaraches, cinturones, sillas de montar). También es una región importante en la producción del tequila: debes vivir la experiencia de conocer su historia y elaboración.

Playas principales

Olas Altas. Playa ubicada en la parte sur de la ciudad, a unos metros del Centro Histórico. En la sección del Malecón que pasa por Olas Altas se pueden apreciar diversos monumentos como el Escudo de Sinaloa y de Mazatlán, El Venado, referente a la etimología del nombre de la ciudad, el Monumento a Pedro Infante, el Monumento a la Continuidad de la Vida o el Monumento a la Mujer Mazatleca.

Playa Norte. Ubicada en la zona Centro de la ciudad. Aquí puedes encontrar el Monumento a los Pescadores, el monumento a las famosas “pulmonías” (triciclos de motor que fungen como taxis) y el monumento de la Cervecería del Pacífico.

Playa Sábalo y Playa Cerritos. La primera se ubica en la zona norte de la ciudad y Cerritos es la prolongación de la Playa Sábalo.

Playa El Delfín y Playa Isla de la Piedra. La primera se encuentra al norte de la zona turística de la ciudad y la segunda se localiza en la parte sur.

Gastronomía y hospedaje

En Mazatlán se puede disfrutar de una gran variedad de mariscos frescos; te recomendamos los deliciosos ceviches, cocteles, pescado zarandeado y el destacado aguachile, además del marlín, el atún ahumado y los famosos “tacos gobernadores” (una especie de machaca y camarón con queso), que son simplemente deliciosos.

También podrás encontrar platillos típicos como guacavaqui (un cocido de hueso de res y carne con verduras y bolitas de nixtamal), quelites, aguamas (fruta que se puede comer al natural o cocida con piloncillo), tamales barbones, tixtihuil (platillo ancestral, preparado a base de camarones, chile pasilla, masa de maíz y especias), elementos fundamentales de la alimentación de los primeros habitantes de la región, así como deliciosos postres regionales como dulces de leche, cocadas, jamoncillos, capirotada blanca y malvaviscos con coco.

Si lo que quieres es vivir una experiencia inigualable, hospédate en The Jonathon Boutique Hotel, un lugar increíble para alojarse en pleno corazón de Mazatlán; está ubicado en el Centro Histórico, enfrente del Teatro Ángela Peralta. Este hotel es el lugar perfecto para la relajación total y es uno de los hoteles boutique más hermosos de la ciudad, con habitaciones muy cómodas y zen; cuenta con el Lauren’s Restaurant, un restaurante de cortes de carnes y de cocina internacional, además de una terraza bar en el Blue Sky, donde la luna y las estrellas serán testigos del glamour romántico de tu velada.

Otra magnífica opción es hospedarte en el Hotel Boutique Casa de Lucila, localizado en Olas Altas, que cuenta con pocas habitaciones por ser muy exclusivo: los cuartos son un ensueño, además de la alberca que tiene vista al malecón. Come en el restaurante Water´s Edge que se encuentra dentro del Hotel Boutique, un bistró de comida contemporánea que resulta una genial propuesta para aquellas personas que gustan de la buena comida y bebida. Cuenta con una espectacular vista a la playa y está enfrente de la estatua de Pedro Infante, algo que no te puedes perder. El chef de origen canadiense Alastair Porteous, creó un menú fresco, vibrante y sustentable, en el que sin duda encontrarás lo mejor del mar con ingredientes puramente sinaloenses, pero con un toque de Canadá. Si te hospedas en Casa de Lucila, los dueños sin duda harán de tu estancia un verdadero placer.