Te gusta

Handshake Speakeasy, la responsabilidad de ser los mejores

… “Rodri, ¿qué se sentirá ganar uno de esos premios?”

Marcos di Battista, Eric van Beek y Rodrigo Urraca soñaron con crear un bar en México que destacara entre los mejores del mundo… y, en menos de tres años, conquistaron el puesto 11 en The World’s 50 Best Bars, y el segundo en North America. Esta es la historia de tres “lunáticos” que están haciendo historia.

Rodrigo

Handshake nace en octubre de 2018 en los 50 Best Bars con una pregunta que me hizo Marcos. Estábamos en la ceremonia, yo lo había invitado porque él era mi cliente y yo era embajador de Torres, y me pregunta: “Rodri, ¿qué se sentirá ganar uno de esos premios?”, y yo le contesté “No tengo idea” me propuso “¿y si hacemos un bar? Y para enero de 2019 el bar estaba por terminar de construirse en Polanco.

Marcos

Queríamos hacer un coctel bar, y nos gustaba este concepto de bar escondido. Entonces agarramos un momento en el que México estaba muy abierto a la coctelería y nos enfocamos en un lugar para pocas personas, pero con mucha calidad. Con el paso del tiempo nos dimos cuenta de los errores y aciertos que habíamos cometido y que debíamos enfocar el bar hacia convertirlo en un producto excepcional.

Empezamos con una idea particular de hacer un bar con estilo de los años 20, tipo Estados Unidos, pero comprendimos que le debíamos dar énfasis al producto y hoy, aunque tiene el mismo concepto, es un producto superior. Lo que marca la diferencia entre otras experiencias que pueda tener el consumidor en el país es esa mutación, el poner toda nuestra energía en el producto final que ofrecemos al cliente.

Rodrigo

El primer Handshake era un bar muy bonito, pero no tenía alma, aunque sí tenía muchísimas áreas de oportunidad. Esto comenzando por los socios: éramos seis, pero nos separamos y nos quedamos sin local, así quedamos sólo Marcos y yo como sobrevivientes. Buscamos otro lugar, de hecho, este local era antes una tienda de zapatos con muros de cristal y columnas que estorbaban, la gente del Hotel NH no entendía cómo íbamos a meter un bar aquí, mucho menos que aspiráramos a ser parte de las listas.

Aprovechamos la pandemia para construir un nuevo Handshake, en todos los aspectos. Acababa de conocer a Eric, me parecía un chico súper talentoso y lo veía tristísimo por haber tenido que regresar a Holanda. ¡Era el momento perfecto! Nosotros teníamos un bar y él tenía lo que necesitábamos: ¡talento!, aunque hacer socio a un tipo al que apenas conocía tres meses atrás pareciera una completa locura. Queríamos alejarnos del concepto de que Handshake fuera un bar pretencioso. Eric llegó y le puso una nueva esencia, lo llenó de personalidad con los cocteles y la cristalería.

Eric

Cuando comencé mi carrera, llegó un momento en el que todo se trataba de premios. Gané Bacardí Legacy y lo siguiente era estar en The World’s 50 Best Bars, pero eso no funcionó como pensé y empecé a sentirme incómodo con lo que hacía. Cuando había venido a México en ocasiones anteriores me había gustado mucho y decidí empezar de nuevo en Brujas. No quería tener nada que ver con premios, si llegaban estaba bien, pero sólo quería disfrutar de mi trabajo. Y lo disfruté, aunque obviamente dejé Brujas en la pandemia y tuve que regresar a Holanda. Más tarde llegué acá, pero con la misma iniciativa de querer gozar lo que hago.

Marcos

Mover Handshake de Polanco a la Juárez fue un desafío; el público del área no estaba muy abierto a este concepto, buscaba otro tipo de diversión, pero al mismo tiempo nos mudábamos a una zona que tampoco era tan cool. Sin embargo, el éxito fue tremendo y nos convertimos en un lugar de destino, en el que la gente llega buscándonos a nosotros, así entendimos que el mayor esfuerzo lo debemos hacer en la experiencia, estemos aquí o en cualquier otra colonia. La ubicación ayuda, pero no es algo fundamental; si es sólo un cascarón vacío lo que vendes, aunque estés en la mejor esquina del mundo, no lo lograrás.

Eric

Imaginé Handshake como un bar minimalista, pero enfocado en el sabor, con una presentación sencilla, y a la vez con muchas técnicas culinarias que aprendimos de chefs y restaurantes. Quería que fuera un bar agradable, con cocteles de gran calidad en donde el staff tenga una muy buena actitud, muchas ganas de aprender, de ser sociable y con curiosidad sobre lo que se hace en el bar, pero también sobre las personas que nos visitan, que sea amable con los clientes y preste atención al detalle: eso marca la diferencia.

Rodrigo

El día que abrimos había más staff que clientes. Somos un mexicano no muy fan de los tacos, un argentino vegetariano y un holandés que lo había dejado todo para seguirnos el rollo. ¡Vaya combinación! Poco a poco nos fue adoptando la industria y de boca en boca llegaron cada vez más clientes, y cuando menos lo esperamos alcanzamos The World’s 50 Best Bars. La pregunta de Marcos ya tenía respuesta: es muy bonito, pero es una enorme responsabilidad. Hay muchas emociones alrededor, buenas y malas. “entrar en la lista es mucho estrés”. La gente no te mira igual, hay muchísimas más expectativas y si no las cumples, no te la perdonan.

Marcos

La verdad, es que entrar en las listas nos pareció impresionante, nos agarró de sorpresa y nos puso súper felices. Aunque es una presión para ser mejores, así que nos esforzamos más porque la gente tiene expectativas
altas y debemos estar a la altura. Es un doble desafío, porque es tratar de mantenerse, pero seguir haciendo cosas que estén en boca de todos. Nos puso en la órbita mundial y eso nos ha permitido realizar y experimentar cosas diferentes. Nos invitaron a la India y a Kenia, y sin haber estado en la lista no hubiera sido posible, no tendríamos la oportunidad de ser detectados por tantas personas. Estamos donde estamos porque los mexicanos nos apoyaron completamente…a mí siempre me gusta agradecer, si no fuera por México, no estaríamos haciendo esto.

Si Handshake fuera una persona, pensaría en alguien cool, con onda, pero amante de algunas tradiciones o de lo bueno que tuvieron otras épocas, una persona que quiere estar en lo que sucede hoy, pero que honra lo que sucedió hace tiempo atrás en cuanto a la calidad y elegancia. Es alguien joven, que piensa mucho en el entorno, en su familia, en lo que pasa alrededor de él; es muy consciente, que rescata los valores del pasado y los trae a la actualidad de una manera que los demás lo siguen y lo respetan.

Eric

Desde este pequeño espacio, en Handshake hacemos un esfuerzo por crear de forma distinta con un estilo diferente. Creo que somos muy abiertos con lo que hacemos, compartimos lo que sabemos. No estamos enfocados a elevar la coctelería, sólo queremos dar lo mejor de nosotros, y si eso ayuda a la industria, entonces estamos felices de agregar algo de valor. La meta siempre ha sido hacer algo divertido y nuevo. Las bebidas de calidad, el servicio y la atmósfera son muy importantes; también la música, la luz, la interacción con los clientes… Los detalles hacen más disfrutable la estancia.

Rodrigo

Handshake es un bar sustentable. Hay tres enfoques de la sustentabilidad; la ecológica, la económica y la social, pero nosotros nos enfocamos principalmente en estas dos últimas. Separar basura y reciclar blondas claro que es importante pero hay otras cosas por hacer. Nosotros trabajamos con pequeños proveedores, tenemos marcas que lanzamos como Handshake elaboradas con comercio justo sin robar ninguna identidad, como el tequila, la ginebra o la cerveza de la casa, y otras colaboraciones como los eco brotes y el chocolate, ¡incluso el audio es mexicano! En cuanto al staff, es fundamental tener buenos salarios, buenos horarios, y apertura de ideas. Todos tenemos voz y participan los mejores.

Eric

Hoy, el menú es más grande, pero el estilo es el mismo, minimalista y con gran sabor. Ya incluye comida y café, pero la diferencia más grande con la carta anterior es que queremos promover otras figuras de la industria, así que hicimos un mapa con un código QR con los mejores bares para apoyar a nuestros amigos. Se trata de hacer comunidad, de dar buenas recomendaciones y que nuestros clientes descubran toda la oferta que hay en México. No tengo idea de hasta dónde llegaremos, crecemos muy rápido y no me lo imagino. Estoy muy emocionado por el futuro, espero que muchos de nuestros bartenders construyan sus carreras y nos toque apoyarlos.

Marcos

Estamos por abrir el bar de abajo, que es una extensión de Handshake. Así como éste, es pequeño y sólo recibe alrededor de 40 personas que pueden permanecer ahí 90 minutos, por lo que hicimos un bar distinto con el mismo nombre, con una experiencia enfocada en el producto donde la gente pueda ver cómo sucede la magia , que sea palpable con la zona de bar tradicional, pero también con el acceso a un laboratorio en el que hacemos las preparaciones, para que se puedan palpar las técnicas y probar cosas diferentes dentro de la cocina.

Rodrigo

¡Vamos a hacer una colaboración también en San Miguel de Allende! No podemos dar muchos detalles y tendrán que esperar a verlo por ustedes mismos. Tenemos muchas alianzas en puerta, no sólo con marcas de alcohol, sino con muchas empresas y personas muy talentosas con las que vale la pena crear alianzas, como Timberland, Ralph Lauren, Nautica y Grupo Belmond, y más.

¡Queremos ser los número uno de América y Latinoamérica! Queremos crecer y que nuestra gente crezca, que los chicos abran sus propios bares y que Handshake sea una gran escuela. ¡A soñar se ha dicho!

_____________________________________________

Handshake Speakeasy
Amberes 65, Col. Juárez, CDMX  Sólo bajo reserva.  @handshake_bar